www.madridiario.es

El papel de la faja reductora en la figura de la mujer

Por MDO
jueves 25 de noviembre de 2021, 10:25h

Que las mujeres cuidan al detalle su figura, mucho más que los hombres como regla general, es un hecho sin paliativos.

El papel de la faja reductora en la figura de la mujer
Ampliar

Cada fémina tiene sus características físicas que le definen un perfil anatómico y fisiológico que tienen a cuidar y a “pelearse” con el paso de los años. Regímenes, ejercicio físico variado, cambios en hábitos alimenticios hacia versiones más saludables, incluso compuestos vitamínicos entran en juego a la hora de “mantener la línea” y sentirse “guapas” según sus propios parámetros de belleza y saludo.

Ocultas a la vista, pero muy, pero que muy presentes como vestimenta habitual de muchas mujeres, están las fajas reductoras. Prendas moldeadoras que estilizan y mejoran la silueta de la mujer de cara al exterior.

Pero ¿de qué están hechas o de qué se componen? ¿Hay diferentes variedades o solo un modelo estándar? Hay más de lo que parece en relación a esta prenda femenina que, por ejemplo, las celebrities cuentan por varias unidades en sus armarios y vestidores.

No importa tu talla, tienes una faja reductora de tu tipo

Como decíamos ahora mismo, las figuras del cuerpo femenino (y del masculino también por supuesto) son muy diferentes dependiendo de diversos factores. Hablábamos antes de factores fisiológicos, de salud, genéticos, de hábitos saludables o poco saludables, de condiciones relacionadas con el trabajo, y así un largo etcétera. No importa. Se tenga la talla que se tenga, hay una faja reductora que se adapta a cada una.

Categorías:

  • Abdomen-Cintura
  • Body-Combinación
  • Braga-Culotte
  • Brazos
  • Camiseta-Cinturilla
  • Cuerpo Entero
  • Muslos-Piernas
  • Soporte Espalda

Las más comunes entre el público femenino, las fajas reductoras de muslos-piernas y la de abdomen-cintura. Son prendas específicamente diseñadas para modelar el torso y la cintura, y hay diferentes modelos dependiendo de las necesidades de la mujer (más o menos comprimidos, más o menos largos, etc.).

Prevención de malas posturas

Las fajas reductoras también aportan a la figura femenina más allá del componente estético. Un ejemplo son las fajas de soporte de espalda o las de brazos.

Las primeras nos ayudan a mantener una correcta y erguida postura corporal. La mayoría de los ciudadanos abusamos de posturas incorrectas cuando trabajamos, lo que desemboca en diferentes patologías musculares a la larga. También cuando comemos o nos sentamos en el sofá. Especialmente recomendables esta faja reductora en trabajos donde se necesite una buena sujeción y corrección de postura.

En cuanto a las fajas de brazos, están recomendadas por profesionales médicos para postoperatorios cuando se ha sido intervenido en tales áreas. Controlan la zona de brazo y ayudan a corregir la postura general, y en particular, la de los hombros.

Asesoramiento previo a la elección de la faja

Cada vez gana más peso específico en la elección de este tipo de prendas el asesoramiento experto que se pueda recibir de la marca o proveedor. Por ejemplo, Corsetería Magda, marca española referente en moda interior para mujer y hombre dentro del sector desde hace décadas, ofrece asesoramiento previo en la elección de la faja reductora u otra prenda que el usuario o usuario esté interesado/a.

Este asesoramiento se centra especialmente en las tallas de las prendas, basada en la dilatada experiencia de la compañía en las propiedades de cada una de estas, y en las diferentes necesidades anatómicas y de salud que suelen tener un cliente perfil femenino y uno masculino. Dependiendo del tejido de la prenda y de las medidas de la persona, será recomendable una talla u otra. Además, no todos los fabricantes utilizan la misma escala de medidas para sus tallas.

Además, se tiene muy en cuenta posibles alergias, patologías cutáneas o de otra índole, a la hora de recomendar una u otra prenda, por sus materiales y por el efecto que el uso continuado de esta pueda producir en el cuerpo de quien la porte.

Por consiguiente, las fajas reductoras requieren de este tipo de opinión experta antes de adquirir una u otra, y es uno de los servicios que el usuario y usuaria mejor valora de un proveedor de ropa íntima cuando le toca adquirir un nuevo modelo.