www.madridiario.es

Recarga el aire acondicionado de tu coche este verano

Por MDO
lunes 05 de julio de 2021, 19:00h

Los conductores precavidos que no usan su vehículo de manera cotidiana suelen realizar una pequeña revisión a este, justo antes del inicio de las vacaciones.

Entre otras cosas, comprueban el estado y la presión de los neumáticos, la batería, las luces, las pastillas de freno y los niveles de refrigerante, aceite y líquido de frenos.

Recarga el aire acondicionado de tu coche este verano
Ampliar

Sin embargo, en Motoresdyg nos confirman que el gran olvidado en estas revisiones veraniegas es, precisamente, el aire acondicionado.

Así, cuando el sol del verano convierte al coche en un horno rodante, el sofocado conductor activa el aire acondicionado o climatizador, dándose cuenta entonces de que este no enfría nada porque ya no tiene ni un gramo de gas.

Por qué se gasta el gas del aire acondicionado de los coches

Los circuitos de refrigeración deberían de ser 100 % herméticos, así que ningún aparato refrigerador tendría por qué gastar gas.

Lo que ocurre es que pueden producirse microfugas y entonces, poco a poco, el aparato se va quedando sin gas. Es decir, el gas refrigerante no se gasta, sino que se va perdiendo lentamente.

En las neveras, el gas se fuga por microporos que existen en las uniones soldadas o roscadas de los tubos de cobre del circuito de refrigeración.

Y en los coches, los circuitos incorporan manguitos flexibles y juntas que se van resecando con el paso de los años, produciéndose fugas más frecuentes e importantes que en los frigoríficos. Por eso en algunos coches hay que recargar el aire acondicionado todos los años.

Otro punto habitual de fuga, común en aparatos de aire acondicionado y neveras, es el obús del punto de recarga de gas.

Un truco para evitar o minimizar las fugas

En los coches, podemos evitar o minimizar las fugas de gas refrigerante con un sencillo procedimiento:

Se trata de encender el aire acondicionado del vehículo al menos una vez al mes, y dejarlo funcionando 10 o 15 minutos. El aceite que circula junto al gas refrigerante lubricará y flexibilizará el interior de manguitos y juntas, evitando que se resequen y agrieten.

En coches de mucha antigüedad, el procedimiento consiste en cambiar las juntas y los manguitos de conexión por otros nuevos. Después, el mantenimiento será el mismo que en el caso anterior.

Dónde recargar el aire acondicionado del coche

No debes dejar que el aire acondicionado de tu vehículo funcione sin gas: este va mezclado con aceite y si se ha perdido todo el gas, el circuito también se habrá quedado sin aceite, con lo que el compresor de aire acondicionado se acabará quemando o gripando.

Si compruebas que el aire acondicionado no enfría correctamente el vehículo, debes acudir urgentemente a algún taller cualificado. Nosotros te recomendamos que recargues tu aire acondicionado en Motortown o en www.aurgi.com.

Si tienes tiempo, deberías aprovechar para solicitar que te revisen todo el circuito del aire acondicionado en busca de los puntos de fuga, para proceder a la correspondiente sustitución de juntas, manguitos o válvulas de obús.

Recuerda que en estos talleres recomendados cargarán el gas del aire acondicionado de tu vehículo sin esperas, y con la garantía de que serás atendido por profesionales expertos.

Y no menos importante: con los mejores precios del mercado.