www.madridiario.es
Factores que causan la alopecia: cómo controlarlos
(Foto: BDI)

Factores que causan la alopecia: cómo controlarlos

lunes 17 de febrero de 2020, 18:01h

Aunque hay personas que tienen más predisposición genética que otra a perder el cabello de la cabeza, lo cierto es que los expertos en salud capilar han identificado diversos factores que también contribuyen a este hecho y que al evitarlos, pueden mejorar notablemente la situación.

Por ejemplo y aunque no lo pueda parecer, el hecho de vivir en una gran ciudad con altos niveles de contaminación tiene una incidencia directa en la alopecia que presentan algunas personas. Es una evidencia: muchos de los pacientes que acuden a una clínica capilar en Madrid ven su situación empeorada por la contaminación y otros factores propios de las grandes urbes como puede ser el estrés.

¿Cómo puede afectar la contaminación?

Según un reciente estudio presentado en el 28 Congreso de la Academia Europea de Dermatología y Venereología, queda demostrado que las partículas de diésel, muy presentes en ciudades con un alto volumen de tráfico, disminuyen de un modo evidente los niveles de beta-catenina, que es el elemento esencial para el crecimiento del cabello.

Esto tiene una repercusión directa en la salud capilar: cuanto más expuesto se está a este tipo de partículas contaminantes, más sufre el cuero cabelludo y más sencillo es encontrarse con desagradables calvas que se conviertan en un verdadero problema.

El estrés, el mayor culpable de la calvicie

Dentro de los factores exógenos al propio cuerpo y a la herencia genética, el estrés es uno de los grandes causantes de alopecia. Situaciones como enfermedades, conflictos familiares o la propia actividad frenética que supone vivir en una ciudad son detonantes de esta situación de estrés que puede tener repercusiones en el cabello.

Se trata de un tipo de enfermedad llamada alopecia nerviosa en la que el pelo cae sin control sin llegar a su etapa de madurez. Suele estar relacionado con el hecho de que durante grandes temporadas de estrés el cuerpo libera una hormona llamada cortisol que no permite que el ciclo capilar se desarrolle de manera correcta.

En otros no se habla de alopecia nerviosa, sino de alopecia areata, una enfermedad del sistema inmunológico por la que los glóbulos blancos atacan de un modo inevitable las células que residen en los folículos pilosos con un resultado similar: la alopecia.

Evitar estos problemas con tratamientos preventivos

Ante una situación así y tras advertir los primeros síntomas de alopecia, la mejor opción que se puede llevar a cabo es acudir a una clínica de tratamiento capilar para buscar una solución.

En la mayoría de casos, se aconseja iniciar un proceso de recuperación con corticosteroides o antralina, acompañados en los casos relacionados con el estrés de tratamiento psicológico.

Sin embargo, también es aconsejable acudir a estas clínicas para llevar a cabo tratamientos de tipo preventivo para evitar el problema antes de que llegue y sea demasiado tarde. Estos profesionales del cuidado capilar pueden aconsejar a sus pacientes sobre técnicas y procedimientos para ofrecer vigor a las células que intervienen en el crecimiento del cabello y mejorar la salud del cuero cabelludo y del cabello en general.