www.madridiario.es

10-N: votar contra las desigualdades

jueves 31 de octubre de 2019, 12:04h

Según escribo estas líneas con el objetivo, pese a todo, de seguir alentando el voto en las próximas elecciones generales del 10 de noviembre, leo un breve e interesante artículo del periodista Andreu Missé, que bajo el título “El valor de los sindicatos”, destaca el debate promovido por las candidaturas demócratas estadounidenses abanderadas por Bernie Sanders y Elisabeth Warren.

El debate versa sobre la crisis del capitalismo. Un debate que en España no termina de cuajar, ensimismados como andamos en nuestras parálisis y cuestiones trasnochadas como nacionalismos y banderas. El asunto es muy relevante porque, parafraseando al periodista, “la cuestión de fondo es el insostenible crecimiento de la desigualdad y el malestar social que genera”, algo que desde las Comisiones Obreras venimos denunciando desde hace años y es que, como explica Missé, los sindicatos somos “los mejores conocedores de las condiciones laborales y la realidad social”.

En los debates de primarias del Partido Demócrata de EEUU están aportando medidas similares a las que se barajan desde el Partido Laborista británico que se basan en fortalecer el sindicalismo en las empresas, favorecer la afiliación o, en otro orden, aumentar el Salario Mínimo, circunstancia esta que hay que seguir abordando en España.

La desigualdad desbocada por la aplicación de fórmulas neoliberales está generando la aparición de fuerte contestación social en países de Latinoamérica y también de Oriente Medio. Y en Europa engordando los movimientos y partidos políticos de extrema derecha.

Entretanto, las derechas españolas y madrileñas nadan a contracorriente apostando por el más rancio capitalismo ultraliberal. La deriva neoliberal propicia la desigualdad por eso es fundamental que el próximo 10 de noviembre se imponga la responsabilidad de las fuerzas de izquierdas.

La desigualdad es pobreza por eso desde CCOO exigimos que el próximo Gobierno aborde políticas sociales contra la pobreza implantando un suelo de gasto social y derogando la reforma del artículo 135 de la Constitución, acometida con agosticidad y alevosía en 2011. Por activa y por pasiva llevamos años explicando que la región de Madrid, la más rica de España, se encuentra también a la cabeza de la desigualdad. De hecho, informes de todo tipo, desde las instituciones europeas a otras de ámbito nacional, coinciden con las denuncias que venimos realizando desde CCOO de Madrid y que asegura que “Madrid lidera la brecha nacional de la desigualdad entre ricos y pobres”.

Para abordar esta situación, para combatir la pobreza severa que en nuestra región afecta a cerca de 300.000 personas y el riesgo de pobreza que amenaza a una de cada cinco personas residentes en la región, las Comisiones Obreras de Madrid mantuvimos un encuentro con el Consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, a quien trasladamos la necesidad de, entre otras medidas sociales, de reactivar la Renta Mínima de Inserción. Este es el último eslabón de protección a las personas y un derecho devaluado por los anteriores gobiernos regionales.

Luchar contra la pobreza también implica garantizar la viabilidad y suficiencia de las pensiones públicas, reforzar la estructura de los ingresos y recuperar consensos en el Pacto de Toledo. No podemos obviar que en nuestro país ha sido el sistema de pensiones el que ha garantizado la supervivencia de muchas familias que han sufrido y sufren el paro entre todos sus miembros. En el caso de nuestra Comunidad, una de cada seis familias han vivido de la pensión. Asimismo, garantizar el sistema de pensiones implica derogar completamente la reforma llevada a cabo por el PP en 2013 y sustituirla por legislación que blinde un futuro de dignidad.

Pero hablar de desigualdad es hablar de quienes más la padecen. Es decir, las mujeres, que necesitan una Ley Orgánica para la Igualdad Efectiva, así como un Pacto de Estado contra la Violencia de Género que cuente con financiación suficiente y que se ejecute. Y es que lo que resulta imperdonable son actitudes como la del anterior Gobierno del PP en nuestra región, que paradójicamente entra en colisión con el actual Ejecutivo. El hecho es que el Partido Popular bajo los gobiernos de la dimitida Cristina Cifuentes y Ángel Garrido (hoy en Ciudadanos) no utilizó 19 millones de euros contra la violencia de género según ha denunciado la propia Consejería de Políticas Sociales (en manos de Ciudadanos). Más allá del jaleo, quienes pierden son las mujeres y gana el terrorismo machista, que ataca en todas partes, pero más cuando las mujeres no disfrutan de independencia económica. En cualquier caso, el nuevo Consejero además de denunciar a sus compañeros de Gobierno, puede darse prisa en ejecutar las partidas presupuestarias de este año.

Este 10 de noviembre también hay que actuar frente a la regresión, el negacionismo y la LGTBIfobia de las derechas. Vox demuestra su capacidad de influencia en las instituciones a las que llega, mientras PP y Ciudadanos legislan contra el colectivo LGTBI pero mantienen su “postureo”. Hay, por tanto, que asegurar la igualdad de oportunidades de trato y de los derechos LGTBI que siguen padeciendo discriminación en el ámbito social y laboral.

Ante la parálisis política que estamos padeciendo, los agentes sociales seguimos trabajando responsablemente en las empresas y en las instituciones. El pasado 25 de octubre nos encontramos sindicatos y patronal madrileña para avanzar e implicarnos en la evolución socioeconómica de la región. Y con esto vuelvo al principio de estas líneas, los sindicatos debemos reforzarnos porque somos quienes mejor conocemos, a pie de tajo y con técnicos especializados, la realidad sociolaboral.

Jaime Cedrún

Secretario general de CCOO Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.