www.madridiario.es

Liberar todo el estrés de un hachazo

domingo 18 de agosto de 2019, 11:16h

La sala de tiro con hacha 'El Hachazo' presenta una oferta de ocio diferente en Madrid. Este lugar de entretenimiento es el primero en España y permite a sus participantes liberar estrés con una técnica primitiva a la vez que divertida, el lanzamiento de hacha.

En declaraciones a Europa Press Televisión, el cofundador de El Hachazo, Adrián, ha explicado que "el juego es parecido a los dardos", ya que se lanza a una diana que tiene puntuación, pero se utiliza una herramienta "más pesada", el hacha, con la que se vuelve "al lado más natural" de la persona.

"A veces la gente piensa en el jefe, en un equipo de fútbol que no les gusta... para sacar la fuerza y quitar estrés", ha señalado el confundador de El Hachazo.

Adrián ha comentado que este deporte lleva practicándose desde hace diez años en zonas nórdicas como Canadá y América del Norte, y que llegó a Francia hace alrededor de dos años. Al verlo, él y su socio decidieron implantarlo en España, no solo por la parte original de estos locales, sino también porque desde pequeños han sido scouts y, por tanto, "nacieron con un hacha en la mano".

El recinto tiene un aforo de 24 personas, cuenta con seis dianas y nueve hachas de distinto tamaño, peso y filo, que pueden tirarse a una mano, dos manos o a lo ninja, desde distintas distancias de seguridad.

Como esta herramienta es bastante peligrosa, desde el local hacen mucho hincapié en respetar las normas de seguridad. Aparte de dar cursos de una hora y media o dos horas, antes de utilizarlas durante una sesión normal explican las reglas de seguridad para que no ocurra nada y para enseñar cómo cogerla y dar el movimiento perfecto, porque Adrián asegura que es una cuestión "de maña más que de fuerza".

Entre esas normas, lo principal es "no hacer el tonto con el hacha", no tocar el filo, ni las mallas de acero que separan unas dianas de otras, por si el hacha de otra persona da en ese momento, respetar la distancia de seguridad de 4 o 7 metros para quien tira y de 2 metros del tirador para el resto del grupo, y no lanzar con excesiva fuerza para que no rebote.

Pero aunque parezca un juego peligroso, Adrián asegura que no ha habido ningún incidente grave más que clavarse alguna astilla en la mano.

Un juego de retos

Después de explicar las normas durante los primeros diez minutos de la sesión, los jugadores pasan a competir en un juego básico para seguir mejorando, que consiste en obtener la mayor puntuación posible lanzando diez disparos.

El segundo juego consiste en llegar a 20 puntos exactos, sin pasarse porque restan. Por último, el tercer juego es el más complicado, ya que el objetivo es tachar cada número en orden desde el 1 al 5, lo que supone tener puntería además de la destreza del lanzamiento.

Según el confundador del recinto, para hacer un tiro perfecto la clave "es mantener el hacha recta" con la distancia adecuada, porque asegura que "un solo centímetro puede cambiar el disparo".

Asimismo, ha señalado que este deporte es adictivo por la novedad de hacer algo que nunca se ha hecho y por la relajación que ofrece, llegando a asemejarlo algunas personas al yoga por la forma en la que desestresa.

Para participar, los jugadores han de ser mayores de 18 años por seguridad, y la media de edad que acude al lugar está entre los 24 y 50 años.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.