www.madridiario.es

Las mejores tarjetas para comprar por internet

miércoles 07 de agosto de 2019, 11:21h
Utilizar tarjetas de prepago y que no estén asociadas a una cuenta corriente son dos de las condiciones a seguir para lograr la máxima seguridad en este tipo de operaciones
Las mejores tarjetas para comprar por internet
(Foto: BDI)

Cada vez compramos más de forma online. La facilidad que ofrece y el amplio abanico de ofertas que existen en el entorno digital han hecho que este canal sea uno de los más utilizados y valorados a la hora de comprar cualquier tipo de producto. España, de hecho, es el cuarto país de Europa por ventas de ecommerce, según los datos facilitados por el estudio elaborado por Emarketer, logrando unas ventas por valor de 28.000 millones de euros en 2018.

Esta tendencia al alza en el comercio online, que se lleva repitiendo desde hace más de cinco años, también ha puesto de manifiesto que los consumidores pueden ser víctimas de un ataque o de perder el control de sus cuentas bancarias a través de un hackeo. Por ello, la seguridad a la hora de comprar por internet debe ser una prioridad para todos los usuarios y, por ello, vamos a dar una serie de consejos y recomendaciones a la hora de elegir las tarjetas para pagar por internet.

A la hora de elegir una tarjeta cuyos datos vayamos a utilizar para hacer nuestras compras online hay que tener en cuenta que las tarjetas más seguras son aquellas que son de prepago y que no están asociadas a ninguna cuenta bancaria. De este modo, por medio de estas tarjetas “digitales”, los consumidores siempre tendrán el dinero que deseen en la tarjeta asociada y en caso de ser víctima de un hackeo los ladrones tan sólo podrán acceder a pequeñas cantidades de dinero.

Entre este tipo de tarjetas destacan las ofrecidas por bancos como Revoult, Bnext o N26. Estos bancos están completamente digitalizados y ofrecen una tipología de tarjetas perfectas para operar con la máxima seguridad a través de internet. Además, este tipo de tarjetas también están especialmente indicadas para viajar al extranjero, ya que permiten ahorrar dinero.

Por ello, vamos a analizar algunas de las características de estas tarjetas y ver cómo te pueden ayudar a hacer comprar más seguras a través de internet:

  • Bnext. Este banco digital es de origen español ofrece una tarjeta de débito prepago Visa, por lo que no necesita tener una cuenta corriente asociada a ella. Esta es una de las principales características que la diferencia de los bancos tradicionales y que convierten a esta tarjeta en una excelente opción a la hora de hacer operaciones o comprar a través de internet. Además, tiene la ventaja de que la tarjeta es totalmente gratuita y se recibe en casa en 48 horas, teniendo un límite de 2.000 euros. Al solicitarla te llegan a regalar hasta 10 euros. No tiene costes de mantenimiento y no permite descubiertos, por lo que nunca podremos endeudarnos a la hora de comprar ropa barata de mujer.
  • Revolut. Este banco es de origen británico y ofrece una tarjeta de débito prepago MasterCard, teniendo que estar vinculada a una cuenta corriente. Por ello, no es la mejor opción a la hora de ser utilizada a la hora de comprar por internet. Sin embargo, ofrece la opción cuando eres su cliente de tener una tarjeta virtual por 6 euros, la que sí está especialmente indicada para operar en internet de forma segura. Además, permite gestionar todas las operaciones a través de una App móvil.
  • N26. De origen alemán, este banco facilita a sus clientes una tarjeta de débito MasterCard, pero a diferencia de las dos anteriores, no se trata de una tarjeta prepago. Por ello, para realizar compras online es, tal vez, la que ocupa la última posición, ya que además tiene que estar asociada a una cuenta bancaria. Sin embargo, es interesante porque ofrece una app y una interface muy intuitiva para gestionar todas las operaciones realizadas con ella.

¿Cómo conseguir estas tarjetas?

Conseguir las tarjetas de estos bancos digitales es muy sencillo y se puede hacer sin tener que desplazarse a una oficina. Con estas empresas, cualquier interesado en tener una tarjeta puede conseguir con el simple envío de una foto de la persona que va a ser el titular y de una copia del Documento Nacional de Identidad (DNI).

Hay que tener en cuenta que de estos tres bancos hay uno que sí que cobra por el envío de la tarjeta a casa. Estamos hablando de la británica Revolut, banco que ha establecido un coste de 6 euros por el envío de la misma. En los otros dos casos, Bnext y N26, el trámite de la tarjeta es totalmente gratuito, lo que las convierte en una opción muy interesante, ya que tiene un coste mucho menor que el ofrecido por la banca tradicional.