www.madridiario.es

"Terroristas" del spray

lunes 05 de noviembre de 2018, 10:43h

Los grafiteros son los “terroristas” del spray. Los puede haber mejores o peores en la forma de expresión; es decir, que sean verdaderos artistas o, simplemente, meros embadurnadores de muros, fachadas y tapias.

En ambos casos, perpetran acciones con el spray en cualquier superficie que entiendan como lienzo para derrochar pintura, ya sea una valla, la fachada de un edificio, el mobiliario urbano, el cierre de un comercio, los pasos subterráneos, los monumentos o los edificios artísticos.

Su spray no tiene límites y vaporiza pintura a chorros. Uno de los elementos preferidos por los grafiteros para hacer sus deposiciones de pintura son los vagones del tren, o los del Metro, especialmente, y en los últimos días, los del suburbano. Y para perpetrar sus atentados gráficos no escatiman recurrir a la violencia y la coacción, si es necesario.

Lo hemos visto en los incidentes de los últimos días, donde los chicos del spray, han amenazado, incluso obligado a conductores del Metro, a movilizar o mover sus convoyes para poder pintar a sus anchas, con mejor luz, y también han protagonizado incidentes con los agentes de seguridad.

Esto es inadmisible, y ya está bien de tanta comprensión con el dudoso arte underground del grafiti como expresión artística urbana. El arte no conlleva manchar el espacio, pintar lo ajeno, ensuciar lo público, incluso lo monumental. Si quieren expresar sus inquietudes artísticas a golpe de spray, que pinten el portal de su casa, a ver si los vecinos les aplauden, o el coche de su padre.

Hace unos años, hubo una campaña intensiva para combatir este fenómeno por parte del Ayuntamiento, condenando a multas o trabajos en beneficio de la comunidad a aquellos que fueran cogidos in fraganti dándole sin tino y con frenesí al spray. Pero duró poco.

Después hemos pasado a cierta condescendencia, incluso consideración con esta forma de expresión “artística”, y se han dado pasos más allá de la razón, promoviendo, desde algunos ayuntamientos, concursos de grafitis en lugares controlados, pero que es una manera de fomentar y estimular esta actividad cuyo objetivo es embadurnar lo ajeno, casi siempre, con poca fortuna artística.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.