www.madridiario.es
Se rompen los tabúes sociales: aumenta la demanda de juguetes eróticos
(Foto: BDI )

Se rompen los tabúes sociales: aumenta la demanda de juguetes eróticos

viernes 28 de septiembre de 2018, 20:26h
Aunque en los últimos años, el mercado de los juguetes sexuales creció considerablemente, no es un invento de las últimas generaciones. Ya en la antigüedad, en el año 500 A.C, aparecieron los primeros consoladores en la Antigua Grecia y los egipcios introdujeron para sus juegos sexuales, objetos con forma de pene. El aumento de la oferta y demanda de las novelas eróticas, produjo que cientos de mujeres se sintieran dueñas de comprar juguetes sexuales, para intensificar el placer, ya sea en compañía o en soledad. Es por eso que en el mercado existen vibradores para todos los gustos y estilos.

Vibradores: toda una colección para asegurarse el placer absoluto

Existen diferentes tipos de vibradores, desde los tradicionales y mini vibradores hasta los llamados vibradores conejos rampantes, que no tienen nada que ver con las conejitas de Playboy. Para saber cuál es el más adecuado es importante conocer qué tipo de estimulación proporciona, es decir, si se busca estimular el clítoris, la vagina o experimentar en el conocido punto G.

Estos son los tipos de vibradores que se pueden encontrar hoy en día en las más completas tiendas eróticas online:

  • Vibradores de bala

Los vibradores de bala son pequeños, discretos y pueden usarse en todo el cuerpo, interna o externamente. Las balas suelen ser de cáscara dura, ya sea de plástico o aluminio, o cubiertas con un recubrimiento de goma suave. Las balas se pueden probar en los pezones, los labios vaginales, el clítoris o el codiciado punto G, y se pueden insertar vaginalmente durante el sexo o usarlos en el escroto del compañero para aumentar las sensaciones.

  • Vibradores tradicionales

Diseñados para la estimulación interna y externa, pueden vibrar a múltiples velocidades y potencias, que generalmente están controladas por un botón en la base del vibrador.

  • Vibradores realísticos

Tienen una forma fálica, con todos los detalles de un pene real y varían en tamaño y forma, generalmente están hechos de silicona, gelatina o materiales de goma, dándoles una sensación más suave. Se pueden usar interna o externamente, y también varían en las velocidades de vibración y tipos de batería.

  • Vibradores conejo rampante

Estimulan las paredes vaginales y el clítoris en forma simultánea, ya que tienen un eje giratorio forrado con perlas, que se usa internamente, mientras que las orejas de conejo acarician y realizan masajes en el clítoris.

  • Vibradores Punto G

Los vibradores para el punto G femenino están diseñados para localizar y estimular el punto G y pueden ser duros y rígidos o suaves y flexibles. Además tienen una cabeza curvada o en forma de gancho para la estimulación dirigida.

  • Vibradores para clítoris

El clítoris cuenta con más de ocho mil terminaciones nerviosas, lo que lo convierte en la zona sexual femenina más sensible. Los mejores vibradores para el clítoris son los masajeadores, ya que la mayoría de las mujeres llegan al orgasmo estimulando suavemente esta zona.

  • Vibradores anales

Todavía hay muchos reticentes a incorporar un vibrador anal a su rutina de juegos sexuales, quizás por falsos prejuicios o desconocimiento. Lo cierto es que esta parte del cuerpo humano es una zona muy sensible a las caricias y a la estimulación.

¿Importa el tamaño en el caso de los vibradores?

En muchas ocasiones se podría decir que menos es más. En el caso del tamaño de los vibradores lo que importa es el momento en que se les dará uso, y por supuesto la experiencia.

Existen tres tamaños de vibradores: pequeño, mediano y grande.

Los pequeños, que llegan a los doce centímetros, son perfectos para llevarlos a cualquier lado, incluso muchos de ellos tienen forma de pintalabios. Los vibradores medianos, miden hasta dieciocho centímetros, tienen las medidas similares a las del miembro masculino y son los más populares entre los amantes de los juguetes eróticos. Los vibradores de tamaño grande, son para las personas más experimentadas y en la mayoría de los casos se recomienda el uso de lubricantes para facilitar la penetración y estimulación.

Tener un buen sexo promueve la salud y el bienestar, porque mejora el estado de ánimo. Utilizar un vibrador o juguete sexual, mejora el tono y la elasticidad de las paredes vaginales, facilitando la lubricación vaginal. Todos estamos a tiempo de vencer nuestras cincuenta sombras, para alcanzar el verdadero clímax.