www.madridiario.es

Campeones

Por Lidia López García
martes 08 de mayo de 2018, 13:24h

Todos los días coge un autobús diferente. Aunque el conductor siempre realiza el mismo trayecto, los pasajeros cambian.

Le veo entrar con la alegría y simpatía que le caracteriza.

  • ¡Buenos días! – Le grita al conductor, quién con una sonrisa le responde.
  • ¡Buenos días! – Les dice a dos señoras que parecen ir chismoseando sobre su vecina.
  • ¡Les he dicho que buenos días! – Repite
  • ¡Buenos días Señor! ¿Está ya mejor de su rodilla?
  • ¡Buenos días chaval! Mucho mejor...
  • ¡Buenos días Señora!
  • No se vaya, no le iba a hacer nada.

Continúa avanzando por todos los asientos del autobús y pienso que hoy al estar sentada en la última fila, no me va a saludar… Pero no se olvida de nadie.

  • ¡Buenos días! Me dice con las mismas ganas que dijo el primero hace un rato.
  • ¡Muy buenos días! - Le contesto. Y me da la mano.
  • ¿Qué tal estás? ¡Hacía mucho que no te veía! ¡Y me alegro de verte!
  • Yo estoy muy bien, ¿Y tú?
  • Mejor…mejor…mejor…mejor que nunca- Logra decir finalmente mientras toma asiento.

Esta gente, deberían de ir siempre acompañados de alguien –me dice la señora que va sentada a mi derecha-. Y no puedo evitar contestarla que estoy muy de acuerdo, que ojalá fuéramos siempre acompañados de ellos.

Ayer, me acordé de ti mientras que veía en el cine a tus compañeros, unos poquitos de todos los ‘’CAMPEONES’’. Y pensé que a ver si nos vemos pronto, que la transparencia, simpatía y humanidad que tenéis en el par 21, nos hace mucha falta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios