www.madridiario.es
Ventajas de estudiar un idioma en otro país
Ampliar
(Foto: BDI)

Ventajas de estudiar un idioma en otro país

martes 19 de diciembre de 2017, 16:27h


Dominar otro idioma representa por sí solo un reto, un desafío que debe asumir cada persona que desee expandir su alcance profesional, cultural o social. Si a eso se le añade aprender el idioma en su país de origen, la misión toma otro nivel.

Convivir con personas que hablen la lengua que se desea dominar es una oportunidad única de sumergirse en su cultura y de acelerar el aprendizaje. Además de lo aprendido en las clases, la persona se ve en la necesidad de practicar lo asimilado durante el día a día.

No es lo mismo aprender un idioma en un aula cerca del hogar que hacerlo viviendo en el extranjero, pues entran en juego otros factores, como la necesidad de desenvolverse y comunicarse.

Esto propiciará que los conocimientos se acentúen de forma más natural y casi sin percatarse. Además, aprender el idioma de esta manera mejorará la habilidad del estudiante para comunicarse con personas de otras culturas. Esto será de mucha utilidad para mejorar la pronunciación y la comprensión de las conversaciones.

Nuevas costumbres

Vivir en otro país es una experiencia que probablemente consiga cambiar la mentalidad de la persona que desea aprender el idioma. Ocurre de esta forma debido a que cada individuo debe adaptarse a las nuevas costumbres y al estilo de vida.

La perspectiva sobre el país, las personas y el mundo en general puede cambiar positivamente, ya que se conoce más de cerca su cotidianidad. Un punto a favor es que durante el aprendizaje nacen nuevas amistades de diferentes nacionalidades.

Haber aprendido el idioma directamente en el país de origen será un aspecto a destacar en el currículum de cualquier persona. Completar esta meta enviará un mensaje de fuerza de voluntad, planificación y ganas de querer ampliar los conocimientos.

Existen diversas empresas que ofrecen la oportunidad de aprender idiomas en el extranjero. Se trata de escuelas que están repartidas por todo el mundo, cuyo objetivo es incentivar el aprendizaje de los idiomas.

Una de ellas es Sprachcaffe Languages Plus, que cuenta con 28 escuelas de idiomas en 12 países. Desde su página web sprachcaffe.com, los expertos destacan que aprender otra lengua en el extranjero es viajar de una manera diferente, con la posibilidad de obtener certificados de idiomas.

“Se trata de una forma distinta de aprovechar tus vacaciones y conocer una nueva cultura. Con Sprachcaffe podrás superar tus exámenes de inglés y obtener el certificado de idiomas que necesitas”, comenta la institución sobre la preparación de exámenes de inglés.

Los especialistas en idiomas ofrecen diferentes cursos para alcanzar los títulos oficiales de inglés (Cambridge Certificate, IELTS, TOEFL), alemán (TestDAF), francés (DELF), italiano (CILS) y español (DELE).

Autoestima y confianza

Llegar a un país para iniciar un aprendizaje de su idioma supone una meta mayúscula que debe ser asumida con optimismo y seguridad. Al superar los primeros obstáculos, la persona ganará en muchos aspectos, pero sobre todo aumentará la confianza y la autoestima en sí misma.

Los expertos explican que aprender un idioma no se trata solamente de la fonética, la ortografía o su gramática. También es conocer diferentes expresiones de la gente en su vida diaria, que es probable que no se estudien en las aulas de la ciudad.

Incluso este conocimiento puede ir mucho más allá para involucrar la literatura, la música, el arte, la ironía de la gente y las expresiones con dobles sentidos, cosas que no se analizan en clase, sino en la calle, en una cafetería o en el teatro.

En el campo profesional, las empresas valoran mucho el hecho de que un candidato haya aprendido otro idioma en el extranjero. Esto representa una oportunidad única y una ventaja sobre el resto de aspirantes.

El crecimiento personal que surge de una experiencia de este tipo es enorme y abarca los aspectos culturales, académicos y sociales. La vida se ve desde otro punto de vista, matizada por la propia cultura en desarrollo del alumno.

En un mundo tan competitivo como el actual, la persona que se capacita en el extranjero no solo tendrá mejores perspectivas en el ámbito laboral, sino que se convierte en un individuo más eficiente y maduro en todos los campos.

En líneas generales, contar con una estancia en el extranjero es una de las formas más efectivas de adoptar una segunda o tercera lengua. Se trata de una experiencia integral que marcará la vida de quien ha asumido el desafío.

La extensión de cada curso dependerá del idioma elegido, del país al que se desea viajar y la intensidad del curso que se ha decidido realizar. El tiempo puede variar de algunas semanas a varios meses, rango suficiente para que la persona vuelva preparada para comunicarse de una nueva manera.