www.madridiario.es
Fundadores de Verkami, plataforma de crowdfunding cultural
Fundadores de Verkami, plataforma de crowdfunding cultural (Foto: Verkami)

'Crowdfunding': un fenómeno en auge para genios creadores

lunes 25 de diciembre de 2017, 09:37h
El 'crowdfunding' se ha convertido en una alternativa más que viable para hacer realidad algunos de los proyectos más ingeniosos. Si lo trasladamos a la cultura, este sector, cada vez más ahogado por la falta de presupuesto, recurre a las aportaciones de mecenas para que sus ideas pueden ver la luz. Estas son algunas de las iniciativas que han triunfado en los últimos meses gracias a la inversión anónima y creativa.

"Después de que Galgui saliera a la luz gracias a centenares de mecenas, quería escribir una historia sobre animales que no están cerca de nosotros en el día a día, pero que también son maltratados en otros sentidos. Y quería escribir sobre un niño que decide tomar cartas en el asunto después de entender qué necesitan esos animales". Y María José Rodríguez consiguió plasmar en papel esa reflexión con el dinero que obtuvo -aportado por anónimos- hace unos meses para publicar 'Elefante y Miguel'. El libro, que guarda una historia de fondo, encontró en el 'crowdfunding' una vía de salida a un sentimiento que María José necesitaba compartir.

"Lo que me llevó a escribir este cuento surge de una excursión a un circo de animales que organizaron en el colegio de nuestros hijos", cuenta la autora de este libro infantil. "Me negué a que fueran porque en esos sitios se maltrata a los animales", añade. Tras esto, decidió que tenía que explicarles a los niños por qué no deben de ir a estos espacios si de verdad se quiere a un animal y respetar su libertad y dignidad "¿Y cómo mejor que con un cuento?", pensó. Defensora a ultranza de los derechos de los animales, tenía claro que debía visibilizar el proyecto y encontró en Verkami una buena oportunidad: "Es un escaparate para llegar a mucha gente aparte de los objetivos de la campaña".

"El crowdfunding se ha posicionado como una de las vías de financiación más populares"

Esta plataforma de 'crowdfunding' cultural ya no suena a chino cuando se escucha hablar de ella. Ocho años después de su nacimiento, Verkami se ha posicionado como una de las vías de financiación más populares a la hora de poner en marcha una idea o un proyecto cultural, social o científico de todo tipo. Se han hecho un hueco bien asentado, pero ¿cuál es el secreto?: "Es una herramienta que se pone a disposición de los creadores que cuentan con un equipo que asesora cada propuesta". Quien habla es Jonàs Sala, doctor en física y uno de sus fundadores. Montó la plataforma junto a su padre y hermano, biólogo e historiador del arte y aunque desconocían la faceta emprendedora, se pusieron las pilas para sacar adelante el negocio familiar: "Somos grandes consumidores de cultura y vimos que era necesario crear esta herramienta para conseguir financiación".

Hoy en día, el micromecenazgo es una de las opciones para conseguir financiación más demandadas no solo por el dinero recaudado, la difusión y publiciidad que se obtiene es igual de importante: "Estableces así vínculos más fuertes en este proceso creativo en el que se obtienen recompensas de los creadores". De hecho, muchos repiten tanto en la búsqueda de financiación como haciendo de mecenas. "Hay personas que han participado en 150 proyectos", detalla Jonás. Un éxito que se traduce en ese 76 por ciento de éxito -tres de cada cuatro propuestas consigue la financiación- en 40 días, plazo estipulado para recabar los apoyos.

Francisco Fernández también confió en la plataforma para desarrollar 'Ladrillazo', un juego de mesa que traslada a la burbuja inmobiliaria de la primera década del siglo XXI. "Hace años que me interesaba la burbuja desde el punto de vista generacional y el despilfarro que existe nos afecta a todos", cuenta su creador, que consiguió más del dinero que necesitaba para el último pago a la imprenta -los autores han asumido los gastos de diseño e ilustraciones-. 160 cartas diferentes con personajes, lugares y proyectos reales que fueron documentados para retratar la fiebre del ladrillo: "El jugador es el intermediario, el conseguidor, el que convence a un par de alcaldes y constructores locales para ganarse el favor del votante y sacar partido a unos terrenillos olvidados".

Arte nocturno y en 3D

NOCTURNA from fernando maquieira on Vimeo.

Fernando Maquieira ha recorrido museos de todo el mundo para fotografiar sus obras de arte en la oscuridad de la noche. Interesado en investigar qué ocurre cuando estas joyas artísticas se encuentran en la intimidad y los misterios que esconden los museos, decidió hacer realidad esta fantasía en forma de libro -'Nocturna'-. Aunque el proyecto lo ha abordado de manera independiente, sí que necesitó la ayuda de los mecenas para editar un libro: "En estas imágenes propongo una nueva interpretación de las obras de arte a partir de otra luz o de la ausencia de ella". La experiencia fue un éxito que volvería a repetir sin dudarlo: "Te permite ser libre a la hora de editar un trabajo fotográfico y poder utilizar los mejores materiales y escoger una buena imprenta. En una editorial convencional no hubieran podido hacer este libro porque sería imposible hacerlo rentable".

Jorge Carrasco tampoco hubiese podido publicar su libro si no hubiese recurrido a la ayuda de los mecenas. 'La Hora de las Meninas' es el título de la obra que reunió la financiación necesaria para que viese la luz. "Ha pasado por varias editoriales tradicionales, pero el sector está tan deprimido que nadie quería arriesgar con su edición", confiesa el autor. Este libro estudia la habitación que figura dentro del cuadro de Velázquez y reconstruye en 3D la Galería del Príncipe: "He logrado descubrir misterios ocultos durante más de tres siglos y medio. Son la hora solar del cuadro, la identidad del lienzo oculto -el que pinta el artista dentro de las Meninas- y también quién era el espectador invisible". A través de las pistas que el propio autor dejó en el cuadro, Carrasco descubre al "otro" autor del lienzo cerrando el círculo intelectual de esta obra que posee más de 350 años de historia.

Otro exitoso proyecto que recurrió a la aportación del micromecenazgo fue el ideado por la joven arquitecta Aida Red: 'Stoyries'. Una iniciativa social experimental que utiliza juguetes como motor de cambio conectando personas e historias de todo el mundo. "Comenzó siendo un proyecto académico experimental que estudiaba la posibilidad de que pequeños elementos ligados al juego construyeran grandes historias", recuerda. Pero la idea se transformó en algo más ambicioso cuyo objetivo es "cambiar el mundo". En un primer momento se diseñaron 50 aviones -cada uno diferente del otro y con un código que permite monitorizar sus movimientos si se introduce el código en la página web del proyecto-. "Aunque nuestro objetivo no era más que estudiar como esos aviones se movían de aquí para allá, qué les pasaba y cómo servían de catalizadores de historias, nos hemos dado cuenta que podemos con ellos llegar a muchos lugares inimaginables".

Desde entonces, sus aviones han viajado desde California hasta Australia, el norte de África, Europa o el lago Bakalar, en México. Y para hacer todavía más visible la iniciativa, Aida Red recurrió a los mecenas para conseguir ayuda en un campo de refugiados en Grecia llevando los aviones hasta allí en colaboración con la ONG Solidarity Now. Las aportaciones voluntarias permitieron sacar adelante esta historia que se convierte en "catalizadora de posibilidades y de otra realidad posible".

Todos los proyectos son expuestos para su promoción en la plataforma durante un plazo de 40 días

Ingenio, curiosidad y una filosofía diferente son los ingredientes que buscan la complicidad con el público inversor. Si una vez finalizado el proyecto no se consiguiese el cien por cien de la financiación requerida, las cantidades abonadas por los colaboradores no se harán efectivas. No es el caso de los proyectos, que recuerdan en Verkami, han arrasado. Es el caso de Cocoro, la primera línea española de ropa íntima para usar durante la menstruación, que se puso en marcha gracias a la inversión de 3.400 mecenas: "Pidieron 21.000 euros y consiguieron casi 170.000". Un éxito superado por otro proyecto, quizás el que mayor inversión capto: Isona Passola, la productora de 'Pa Negre', recaudó casi 350.000 euros a través de micromecenazgo con el propósito de financiar su nuevo proyecto, el documental 'L'endemà'.

Pensamientos e ideas que predicen futuro y que el crowdfunding les agrega esa dosis de realidad. Un nuevo canal de consumo que demuestra que ya no se trata de una moda pasajera sino de una tendencia que está destinada a quedarse como método de financiación alternativo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios