www.madridiario.es

El proyecto de Podemos se agota en Madrid

miércoles 13 de diciembre de 2017, 15:11h

Cada buena noticia que nos afecta a los madrileños es una pésima noticia para Podemos. Nacieron cabalgando sobre una crisis económica y social, relamiéndose en sus discursos con cada desgracia humana que conocían y tratando de deslegitimar estos casi 40 años de convivencia democrática. Pero si la España de hoy es muy diferente a la de 1978, también lo es de la de los años de la crisis, que sirvieron para que Podemos intentara su “asalto a los cielos”.

Hace una semana conocíamos que la Comunidad de Madrid lidera la creación de empleo en España, que tenemos el mayor número de personas trabajando de la Historia: 3.071.971, que en el último año se han creado 121.000 puestos de trabajo, en definitiva, que Madrid había recuperado el 101% del trabajo que se perdió durante la crisis.

Falta por hacer sin duda, y falta seguir trabajando en políticas sociales y ayudando a quienes se han quedado atrás en esta recuperación que cada día es una realidad.

Hace una semana, coincidiendo con el 39 aniversario de la Constitución, Podemos trajo a la Asamblea una propuesta para que la Comunidad se querellara contra los crímenes del franquismo y la dictadura. No voy a entrar en detalles del debate, ahí está a videoteca en la web de la asamblea para los lectores interesados. Sólo recordar que la cuestión de los juicios al franquismo ya fue resuelta por el Tribunal Supremo, y señala claramente la imposibilidad de exigir responsabilidades penales por los crímenes de la Guerra Civil y la Dictadura de acuerdo con las leyes vigentes, porque esas responsabilidades fueron exoneradas por la Ley de Amnistía vigente, porque los crímenes contra la humanidad no se recogen en el Código Penal hasta 2004 y porque los convenios y pactos internacionales de derechos humanos suscritos por España eximen a los países firmantes de aplicarlos por hechos anteriores a su firma.

Podemos pretendía que, a sabiendas de que tendría un nulo resultado y de que la Justicia española ya ha resuelto esta cuestión, malgastásemos recursos, personal y tiempo de la cámara y de la justicia para seguir enfrentando a la gente.

El tema del franquismo para Podemos es un Guadiana que usan a su antojo cuando los argumentos y las preocupaciones reales de los madrileños son otras. De la misma manera que intentan desprestigiar nuestra sanidad o educación con generalizaciones infundadas, o meter miedo a la gente más mayor usando problemas puntuales en las residencias (todo vale para tratar de lograr votos en un sector de la población que, lógicamente, los teme como a un nublado), sacan de la mochila de “argumentarios de batalla” el franquismo o la guerra civil para reabrir heridas o poner en tela de juicio la transición o la propia Constitución.

Una Constitución que nació de la concordia y la reconciliación, que se aprobó fruto del diálogo y que ha propiciado los mejores años de nuestra historia democrática. Son valores que Podemoss ha convertido en objeto de sus ataques. Javier Pradera, tres veces encarcelado por la dictadura, dijo que “sin la amnistía de 1977 no existiría la Constitución de 1978: forma parte de su génesis y empapa su articulado”. Podemos no cuestiona la Ley de Amnistía por respeto a los desaparecidos de un bando, sino porque así pretende socavar nuestra convivencia que se asienta en la Constitución.

Fue Carrillo quien pocos días antes de la aprobación de la Ley de Amnistía, dijo que querían la amnistía “para todos los de un lado y los de otro” y que había que “hacer cruz y raya sobre la guerra civil de una vez para siempre”. Ya sabemos que para los jóvenes dirigentes de Podedmos, Carrillo era un traidor. No como ellos, sobre todo algunos jóvenes acomodados, que han vivido plácidamente en esta democracia, y que ahora deben levantar el puño, mirar al pasado, enfrentar a ciudadanos y deslegitimar al adversario, para así justificar ante los suyos su sueldo de diputado.

Los madrileños debemos recordar nuestra historia (y no debemos olvidarla para no repetirla), pero vivimos el presente y trabajamos para que los próximos 39 años sean, al menos tan fructíferos socialmente como los anteriores.

Es un tren que mira al futuro y al que Podemos podría subirse. Pero entiendo que no lo hagan; sin el discurso tremendista de la crisis económica que estamos dejando atrás, con un país sostenible socialmente y con un Estado de Derecho que funciona, si esos argumentos se les van cayendo, ¿van a renuncian a sus ataques al constitucionalismo y la transición? ¿Qué les quedaría de su proyecto? Nada.

Alfonso Serrano es portavoz adjunto del PP en la Asamblea de Madrid

Alfonso Serrano

Vicesecretario de Sectorial del PP de la Comunidad de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.