www.madridiario.es

Un debate tan necesario como dudosamente útil

jueves 21 de septiembre de 2017, 09:10h
Desigualdad, desequilibrio, corrupción y machismo son los pilares sobre los que se vienen sustentando los gobiernos de la Comunidad de Madrid. Vendrán a decirnos que los datos macroeconómicos son muy positivos, pero la realidad social y laboral, la que se vive a pie de calle, es que la inmensa mayoría de la ciudadanía sigue padeciendo los efectos de la crisis y el modelo neoliberal, aplicado como gasolina en un incendio.

Hoy se inicia el debate del estado de la región de Madrid. Un debate que ya mira a la aprobación de los presupuestos generales de la región para 2018. Un debate tan necesario en una democracia como inservible, año tras año, en nuestra región y con un Gobierno incapaz de concretar medidas presupuestarias. Los gobiernos del PP han hecho de él, un debate de postureo y sin contenido.

Es este el segundo debate que afronta Cristina Cifuentes como presidenta de la Comunidad. Es el segundo año que el PP gobierna sin mayoría absoluta, apuntalado por Ciudadanos. Es tiempo de que el nuevo escenario surgido de las urnas corrija la inoperancia del debate de la región y que la oposición política fuerce que las conclusiones de la discusión se plasmen en los presupuestos.

Cierto que en 2015 la riqueza de la región, el PIB (Producto Interior Bruto) creció un 3,4 por ciento y que el pasado 2016, lo hizo en un 3,7 por ciento. La previsión, además, es que 2017 vuelva a crecer por encima del 3,4 por ciento. Una riqueza que está llegando indudablemente a los beneficios empresariales, ya con niveles previos a la crisis; mientras los salarios siguen estancados y el desempleo continúa sin recuperar los niveles de antes de la crisis, con un desempleo cronificado del 39,7 por ciento (más de 172.800 personas).

En el diagnóstico del estado de la región no podemos olvidar que el empleo que se está creando se caracteriza por la temporalidad y la parcialidad de los contratos, produciéndose un aumento exponencial de la precariedad. En agosto sólo el 15 por ciento de la contratación fue por tiempo indefinido, y de estos contratos indefinidos, según la estadística, uno de cada tres desaparecerá a lo largo de un año, dado los altos niveles de rotación que se están dando en el mercado laboral. Desde el 2015 el número de trabajadores con contrato temporal ha crecido en 4,5 puntos, cuando según la Encuesta de Condiciones de Trabajo sólo el 12,1 por ciento de los trabajadores con contrato laboral temporal lo desea, en 2008 era el 31,9 por ciento.

Otro factor para el aumento de la precariedad laboral es el incremento de la contratación a tiempo parcial, en 12 puntos desde el comienzo de la crisis, según la Encuesta de Condiciones de Trabajo del INE al finalizar 2016, 410.000 personas querían tener más horas de trabajo que las que tenían por contrato; de ellas, 238.000 son mujeres. También como dato trágico, destacar que en la región hay todavía 197.000 personas desempleadas que no tienen ninguna prestación.

Una de las razones principales de la precarización y devaluación del mercado laboral ha sido las reformas laborales sufridas, que han atacado directamente a la Negociación Colectiva. La falta de ésta, supone la falta de convenios sobre todo de ámbito superior a la empresa, que son lo que garantizan unas garantías en las condiciones laborales y salariales.

A nadie se le escapa que lo salarios de hoy son las pensiones del futuro y es de perogrullo que durante los años de la crisis (2008-2016), la devaluación salarial y el desempleo han desorbitado el desequilibrio y la entrada en déficit del sistema de pensiones. En Madrid, el número de pensionistas se ha incrementado desde 2008 en un 17,34 por ciento, y el importe medio de las pensiones en un 21 por ciento desde los 859 a 1.087 euros. Paralelamente, los salarios se han devaluado en un 20 por ciento de media.

Por otra parte, la Comunidad de Madrid viene siendo campeona en recortes de gastos públicos y derechos básicos del Estado del Bienestar: sanidad, educación, servicios sociales e inversiones productivas e infraestructuras. Según datos del INE de junio de 2017, al finalizar el año 2016, 400.000 personas viven en condiciones de carencia material severa, con problemas para el pago de luz, agua, vestido o alimentación. La mayoría de este colectivo lo componen 250.000 menores de 16 años. El 52 por ciento de estos hogares lo representan familias monoparentales, caracterizados por la presencia de mujer y sus hijos menores.

En este escenario no podemos obviar la corrupción, siempre de triste actualidad como modelo político impulsado por el Partido Popular en los últimos lustros, comenzando allá en el año 2003 con “el tamayazo” de Esperanza Aguirre, al que han seguido casos como Gürtel, Púnica o Lezo, con la implicación y detención de Ignacio González, presidente y Francisco Granados, vicepresidente de la Comunidad de Madrid y últimamente la imputación de Alberto Ruiz Gallardón. Además de alcaldes, consejeros, diputados y concejales.

Hace falta, pues, un cambio profundo basado en la eliminación radical de la corrupción y que los próximos Presupuestos Regionales prioricen en políticas económicas expansivas que faciliten un cambio en el modelo productivo, así como la recuperación y creación de empleo público que garantice unos servicios públicos de calidad.

Para financiar estas políticas, se hace imprescindible una reforma fiscal que impida que anualmente los ricos madrileños dejen de pagar miles de millones de euros. Solo en el año 2015 los ricos madrileños han dejado de pagar más de 715 millones en el Impuesto de Patrimonio, ingresos que deberían de contribuir al bienestar común de la mayoría de trabajadoras y trabajadores de la región.

Jaime Cedrún. Secretario general de CCOO de Madrid

Jaime Cedrún

Secretario general de CCOO Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.