www.madridiario.es

El nuevo curso escolar

El pasado viernes 8 de septiembre 1.195.810 alumnos comenzaron el curso escolar 2017-2018 en nuestra Comunidad, 16.625 alumnos (un 1,4%) más respecto al curso pasado, y de los que más de la mitad (54,3%) lo harán en centros públicos, el 30,2% cursarán sus estudios en centros concertados y tan solo el 15,5% estudiará en centros privados.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid, en aras de seguir manteniendo en los parámetros de excelencia de cursos anteriores la educación de nuestros hijos, ha incrementado extraordinariamente el presupuesto en materia de infraestructuras educativas. Este curso se invertirán 71,4 millones, siete millones de euros más que el pasado año, lo que representa un incremento de un 10,88 %. Seguro que para algunos grupos políticos serán insuficientes y podría compartir esta opinión con ellos, pero sería injusto no reconocer el compromiso del Gobierno de Cristina Cifuentes con la educación desde que se inició esta legislatura que se ha ido concretando en incuestionable avances, atendiendo además, a reivindicaciones antiguas de los madrileños, como las bajadas sucesivas de las tasas universitarias los precios públicos en las Escuelas Infantiles a modo de ejemplo.

Con esta importante inversión durante este curso entrarán en funcionamiento cuatro nuevos colegios en Rivas-Vaciamadrid, Paracuellos del Jarama, Arroyomolinos y en Valdebebas; además de tres nuevos institutos en Las Tablas, Tres Cantos y Paracuellos del Jarama.

Hay que sumar, a estas necesarias nuevas infraestructuras, la realización de 24 ampliaciones en otros tantos centros educativos, también necesarias. Todas estas actuaciones en materia de infraestructuras supondrán la creación de 6.636 nuevas plazas escolares.

En colaboración con los ayuntamientos de la región el Gobierno regional ha realizado actuaciones de reparación y conservación en casi 450 centros escolares de nuestra comunidad. Si bien es cierto, tengo que reconocer que algunas de estas actuaciones no han terminado con el inicio del curso, no cumpliendo con el plazo estimado debido, en la mayoría de los casos, a retrasos en los trabajos que realizan las empresas constructoras que, tras ganar el correspondiente concurso público, resultaron adjudicatarias de las obras.. No obstante, en cualquier caso la Consejería de Educación ha buscado la mejor de las soluciones con el objetivo de poder garantizar la escolarización de todos los alumnos en las mejores condiciones.

En otros casos, el volumen de la obra tiene un tiempo de ejecución más amplio que el que se corresponde con el período no lectivo de los centros. Para el curso recién estrenado se están llevando a cabo 31 construcciones: 7 nuevos centros y 24 ampliaciones. De ellas, 21 se están desarrollando en plazo, lo que supone que cerca del 70% de las obras han estado terminadas a tiempo para el inicio del curso, esto es 2 de cada tres han empezado el curso sin ningún problema. Exclusivamente en casos puntuales hay alumnos escolarizados temporalmente en un centro diferente al suyo. Concretamente 530 alumnos, pertenecientes a cinco centros, lo que representa un 8% de las 6.635 nuevas plazas escolares que se han puesto en servicio este curso gracias a las ya referidas construcciones y ampliaciones.

No puedo ocultar que se han tenido que instalar dos aulas prefabricadas, eso sí, de manera temporal y en ambos casos dentro de las instalaciones del propio centro. Esta solución, que a nadie gusta, es la solución tomada por la Consejería de Educación una vez oída la opinión de las familias, que han preferido esta solución en lugar del traslado de sus hijos a otro centro. No me quedo con las ganas de comentar que esto que en nuestra Comunidad es una excepción, es algo muy habitual en otras comunidades como es el caso de Andalucía con sus ya asumidas “caracolas”.

No solo las nuevas infraestructuras marcarán el nuevo curso, también contaremos con un cambio importante, el nuevo calendario escolar que conlleva el adelanto de los exámenes de septiembre a junio. Señalar que esta decisión fue adoptada por unanimidad en la Comisión Permanente del Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid. En este órgano están representados todos los agentes de la educación, entre ellos los profesores, las familias, los alumnos y los sindicatos, además de los representantes de la administración.

El nuevo calendario va a permitir potenciar la evaluación continua de los alumnos, que van a poder afrontar las pruebas con actividades de apoyo, refuerzo y tutorización en su centro y con sus propios profesores. Del mismo modo, este adelanto, que se viene aplicando desde hace tiempo en las universidades españolas, contribuye a una mejor organización del inicio del curso en los institutos, además de fomentar la conciliación familiar en las vacaciones.

En definitiva, un curso 2017-18 que supone un nuevo reto para el Gobierno regional que estamos convencidos que no estará exento de distintas, y alguna de ellas interesadas, interpretaciones políticas, pero que confirmará nuestro compromiso con la educación madrileña pública y de calidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.