www.madridiario.es
cráneo encontrado en un enterramiento de un convento.
Ampliar
cráneo encontrado en un enterramiento de un convento. (Foto: Kike Rincón)

Los secretos del Instituto Anatómico Forense

domingo 11 de junio de 2017, 09:52h

Cuando alguien muere, un médico suele certificar la causa del fallecimiento. Pero si la muerte es accidental, violenta o si las causas que han desencadenado ese desenlace no son demasiado claras para el médico en cuestión, entonces el cuerpo es enviado al Instituto Anatómico Forense. Lo que muy pocos saben es lo que ocurre allí dentro exactamente.

El edificio de ladrillo rojo anexo a la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid que acoge el Instituto Anatómico Forensede Madrid ocupa en la Ciudad Universitaria un lugar discreto. Llegamos allí a media mañana y nos abre la puerta un amable y sonriente individuo que no tarda en preguntarnos de quién somos familiares. Dentro, en el mismo hall (que no resulta demasiado amplio), hay otras cuatro o cinco personas más, como él, con camisa y traje. Son trabajadores de empresas funerarias.

Nos recibe Concha Magaña, responsable de Antropología y Entomología Forense en el Instituto Anatómico Forense de Madrid. Para salir del hall es necesario que alguien abra una puerta cerrada con llave y que da acceso a la zona de los trabajadores del Instituto. O lo que es lo mismo, al resto del edificio.

Cada día, reciben una de media de entre 6 y 7 cuerpos que pasan a la zona en la que se ubican las cámaras frigoríficas y la sala de autopsias, a las que Madridiario no puede acceder. Comparten pasillo, unas frente a las otras y en lugar de puertas cuelgan de sus marcos unas enormes cortinas abatibles de plástico grueso. Vemos, en cambio, en el aula magna una mesa de autopsias idéntica a las que se agrupan en la sala contigua. Allí, rodeada de asientos a diferentes alturas para que los estudiantes no se pierdan detalle, enseñan a los alumnos el arte de descubrir por qué un corazón ha dejado de latir.

Durante este procedimiento, los forenses encuentran las evidencias del origen del infortunio. Pero el trabajo no acaba ahí. El órgano dañado es trasladado al laboratorio de anatomía patológica donde es diseccionado en la mesa de tallado. Se extraen unas muestras del tamaño de un cubo de un centímetro cuadrado que, tras ser introducidas en parafina a cierta temperatura, son convertidas en láminas finísimas gracias a una máquina especial y a la pericia de sus trabajadores. Esas láminas serán teñidas en cubetas de diferentes colores y colocadas en pequeños cristales rectangulares a modo de soporte para ser numerados.

También los huesos son minuciosamente examinados si presentan algún daño o si son hallados por casualidad, como ha ocurrido en unos trabajos de excavación de una iglesia en los que ha aparecido un cráneo de alguien que vivió hace varios cientos de años.

El departamento de antropología es un ámbito tranquilo en el que un grupo de huesos de diversas procedencias esperan su turno. Y también muestras clasificadas de larvas, moscas y pupas que se alimentan de nuestros despojos y ayudan a determinar la antigüedad de un cadáver. Como habrán visto cientos de veces en series de televisión o películas.

También cuenta el Anatómico Forense con un laboratorio de toxicología para determinar las sustancias que han desencadenado la muerte de un individuo: alcohol, drogas, plantas venenosas... En él conservan desde muestras de pastillas halladas junto a los cadáveres hasta una bola de cocaína extraída durante una autopsia de uno de los cuerpos. Un preservativo con heroína o una bolsa con belladona, que el sujeto en cuestión utilizó para hacerse una fatal infusión, son algunas de las reliquias que atesoran en este departamento.

Determinada la causa de la muerte, termina la estancia de estos huéspedes temporales en el Instituto Anatómico Forense. Son entregados a sus familiares para que por fin puedan descansar en paz.

Uan cabeza de un fémur vista a través de una lupa.
Ampliar
Uan cabeza de un fémur vista a través de una lupa. (Foto: Kike Rincón)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios