www.madridiario.es
Clases en la Universidad Complutense. (Archivo)
Ampliar
Clases en la Universidad Complutense. (Archivo) (Foto: Kike Rincón)

Las claves de la nueva ley de Universidades

lunes 06 de marzo de 2017, 08:00h

El proyecto de Ley del Espacio Madrileño de Educación Superior (EMES) ha suscitado cierta controversia entre la comunidad educativa, políticos y sindicatos. Se han puesto en tela de juicio los cambios en el sistema de financiación, la selección de docentes y los criterios de adecuación al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), entre otros. Esta semana, se publica en el Portal de la Transparencia de la Comunidad de Madrid.

Casi al mismo tiempo que España entera está pendiente de los cambios en la Ley Orgánica de Educación, la comunidad universitaria madrileña continúa expectante ante la aprobación de la nueva Ley del Espacio Madrileño de Educación Superior. El Ejecutivo de Cristina Cifuentes publica este lunes el texto en el Portal de Transparencia. Una vez que se lleve a cabo el proceso de audiencia pública de la memoria de este anteproyecto de Ley, será aprobado por el Consejo de Gobierno y posteriormente remitido a la Asamblea de Madrid para su tramitación parlamentaria. El Gobierno regional ha planificado una universidad pública "innovadora" mucho más cerca del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) de lo que se pretendía en un primer momento.

Muchas son las iniciativas que han transcendido a la esfera pública que, de forma presumible, serán introducidas en el texto, aunque habrá que esperar al debate en la Asamblea para saber con certeza el cambio que experimentará la educación superior madrileña. Aún así, se ha generado un extenso debate que abrió el propio Gobierno regional con una consulta ciudadana sobre las premisas de las que partirá el texto, y con un serie de ideas que parten del el documento base sobre el que se elaborará la misma normativa, confeccionado, entre otros, por José Manuel Torralba, director General de Universidades e Investigación de la Comunidad de Madrid.

Nuevo sistema de financiación

La financiación de las universidades públicas madrileñas se transforma para asimilarse a asimilándose a la de las universidades públicas catalanas (con las tasas más altas de toda la geografía española). Se mantendrá una financiación fija que cubra los gastos básicos de la universidad pero se impondrá una financiación variable plurianual de la que aún no se conoce cuál será el porcentaje. Este porcentaje se asumirá a través de una serie de indicadores como la calidad y cantidad de producción científica o los resultados en docencia. En esta política de financiación, los objetivos evaluables se medirán mediante el número de publicaciones y el impacto de las mismas, el número de egresados, la inserción laboral de los titulados, el uso de nuevas metodologías docentes -como los Moocs- o la adopción de buenas prácticas internacionales. También se propone una política de incentivos a partir de nuevas convocatorias públicas. Otras propuestas se pueden encontrar en el informe "Las universidades en España: prioridades" elaborado a iniciativa de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas entre 2012 y 2013 del que la Consejería de Educación se hizo eco en sus ideas para el debate previo a la elaboración del anteproyecto de ley. Estos indicadores estarían estrechamente relacionados con otro de los puntos que Cifuentes destacó este viernes durante la investidura del nuevo rector de la URJC: el impulso a la "docencia innovadora" y la "excelencia universitaria". Una de las propuestas que menos éxito ha tenido y que planea sobre el texto es abrir la posibilidad a los alumnos de matricularse en asignaturas en otras universidades de la región a pesar de que se impartan en las de origen. De esta forma, además de una mayor especialización por parte del alumnado, se podría medir la efectividad de las enseñanzas.

La investigación, clave

Ya se conoce que la investigación tendrá un papel fundamental en la formulación de la nueva ley. En el intento desde la consejería de Educación, Cultura y Deportes de dotar a los centros de "excelencia" y con la premisa de que las instituciones encuentran en la calidad científica grandes fuentes de financiación, una de las propuestas es la creación de centros de investigación con personalidad jurídica propia además de facilitar una simbiosis con las instituciones.

Así, en la convocatoria de plazas docentes "no debería decidirse únicamente en función de las necesidades docentes, sino también de las investigadoras". El texto que pretende acercar el modelo de universidad pública madrileña al modelo universitario anglosajón dotará a las instituciones de más autonomía, esencial para llevar a cabo una modernización universitaria caracterizada por el papel investigador. Este "sello" -el investigador- es la base de la diferenciación entre universidades, un concepto que Cifuentes pretende materializar a través de la nueva legislación.

Grados y Posgrados en inglés

En su afán por integrarse plenamente en el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) el inglés tendrá un papel relevante. Se va a impulsar la creación de grados y posgrados bilingües en este idioma para facilitar el acceso a puestos laborales en el ámbito internacional. De hecho la internacionalización y atracción de estudiantes extranjeros serán un punto clave en la consecución de objetivos para atraer un mayor porcentaje financiación variable.

El profesor visitante doctor y la especialización de las instituciones

Entra en escena a figura del "profesor visitante doctor" que tendrá contrato laboral y una categoría superior académicamente hablando, lo que repercutirá en un sueldo superior. La idea es suavizar y mejorar los procesos y mecanismos selectivos para atraer a profesionales más prestigiosos. Los docentes tendrán la oportunidad de seleccionar una especialización de preferencia a la que dedicarse, aunque tendrá que mantenerse la figura de los profesores generalistas. Se alega también una especialización universitaria (que se asemejaría a la de las instituciones politécnicas) donde se impondrán nuevos criterios de selección de profesores -criterios que en la actualidad arrastran acusaciones de endogámicos- en el que premien las investigaciones, dotaciones en materia de especialización, facilidades para impulsar a movilidad del profesorado y atraer docentes internacionales.

A partir de la intencionalidad del Ejecutivo regional de "especialización" del documento, se desprende un interés en equiparar las enseñanzas Artísticas Superiores a las de las instituciones universitarias -se llega a incluir la propuesta de creación de la Universidad Madrileña de las Artes-. lo que supondría una migración de alumnos de centros de estudios superiores a las universidades. Los conservatorios superiores de la Comunidad de Madrid prestan mucha atención estos días a la ley definitiva que podría condicionar, en gran medida, su continuidad sin saber si serán constituidos como centros equiparables a las instituciones universitarias o se propondrá una adhesión a universidades madrileñas consolidadas.

Por otro lado, los consejos sociales tomarán un papel más relevante en la vida académica. La constitución de un "Consejo de Estudiantes" dotará a los alumnos de una plataforma para “institucionalizar la participación de los estudiantes en el proceso de decisión de materias que más directamente les afecten” y en el que también tendrán mucho que decir los antiguos alumnos con relevancia en la vida cultural y científica. El consejo universitario estará formado por distintos consejeros a propuesta de la Consejería y la Asamblea.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.