www.madridiario.es

Formas de estimular a los lectores y lograr que se enganchen a tus contenidos

viernes 16 de septiembre de 2016, 08:03h

Unos de los quebraderos de cabeza más comunes que suelen padecer los creadores de contenidos es el de atrapar a la audiencia. La obsesión por generar productos adictivos puede ser tal que en ocasiones se pierden de vista los elementos más básicos del márketing de contenidos. Uno de los ejemplos es buscar la viralidad a toda costa para hipnotizar a la audiencia; no es que esté mal, pero no es una estrategia que valga para todos los supuestos.

La gran importancia del márketing de contenidos
Un medio que cubra necesidades de ocio, como puede ser un blog dedicado a contagiar las redes sociales con el viral de turno, tiene un pase. Desde la perspectiva del márketing de contenidos, podría decirse incluso que no hay nada malo en ello ya que satisface la demanda de sus usuarios. Pero si hablamos de dar visibilidad o posicionar una web, no podemos andar todo el día dando vueltas por las redes sociales contaminado al personal con virus de diversa índole.

La estrategia en este caso pasa por desplegar todo el potencial del márketing3.0, es decir, potenciar la marca a través de campañas basadas en segmentación de audiencias para cubrir sus necesidades específicas. La dificultad añadida es que encima hay que mantener el espíritu del márketing viral en lo referente a llamar la atención de la audiencia, engancharla y convertirla en usuarios fieles. Aquí se nota la importancia que tiene para una web la aplicación de una buena estrategia de contenidos. No importa si el contenido se crea para atraer lectores/clientes potenciales, vender un producto concreto u optimizar el negocio: la estrategia lo es todo.

Cómo enganchar y fidelizar a la audiencia fácilmente
La estrategia es la clave para atrapar a la audiencia, sí, pero cuál. Pues una que siga dos pasos bastante simples: primero, realizar investigaciones sobre la audiencia para conocer sus intereses y, segundo, crear contenidos relacionados con dichos intereses. Así de fácil. Bueno, en realidad, parece fácil, pero requiere tiempo, esfuerzo, creatividad y mucho, mucho trabajo. A cambio se obtendrá una audiencia fiel y colaborativa, deseosa de ese video o ese post semanal que solo pueden obtener a través de la web o el blog al que están enganchados.

Parece evidente que la mejor forma de enganchar a la audiencia es hablarle de sus problemas cotidianos y de cómo resolverlos, así como ofrecerle información interesante afín a sus inquietudes (laborales, académicas, espirituales, de salid, etc.). Si encima la información viene en forma de historia amigable (el famoso storytelling) el éxito está más que asegurado. Pero, claro, nada de esto es posible si el creador de contenidos no se detiene a investigar y analizar qué es lo que le gusta a su audiencia.

El poder del copywriting en la elaboración de contenidos
Si hay un término asociado a la satisfacción del lector voraz, ese que se lee los artículos de cabo a rabo, es el copywriting. No es más que el arte de volver loco al lector, como los Beatles lo hacían con sus fans en los conciertos, pero usando técnicas procedentes de la Psicología emocional para dirigir la atención de la audiencia hacia los puntos de interés del contenido ofrecido.

Normalmente esos focos de interés están relacionados con el producto que se quiere vender, pero pueden ser igualmente bloques de información que ayuden al lector a solucionar algún problema, tal y como dicta el márketing de contenidos. En cualquier caso, el objetivo final sigue siendo el mismo: persuadir para vender un producto o servicio. Las vueltas que se den para conseguirlo dependerán de la estrategia diseñada por cada marketero.

A grandes rasgos, un copywriter cumplirá su cometido siempre y cuando consiga enganchar a la audiencia con sus contenidos y persuadirla para que realice acciones concretas (comprar un producto o suscribirse a unas newsletters, por ejemplo). ¿Cómo se consigue eso? Por un lado apelando a las emociones del lector, contándoles historias y aportando contenido valioso y útil para él; por otro, aplicando todo los conocimientos que tenga para definir un estilo efectivo o mejorar el impacto/posicionamiento de la web en los buscadores con la optimización propia de esta técnica: el SEO copywriting.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.