www.madridiario.es

Maestre, erre que erre

Por Ángel del Río
viernes 22 de abril de 2016, 12:11h

Ya se sabe que en política, hay personas cortas de miras, pero de lengua larga, que después de escupir barbaridades, reculan, en un intento desesperado de saltar la valla y salir de los jardines en los que se han metido. Hay también personas, como la portavoz del gobierno municipal, Rita Maestre, que con la misma facilidad con la que se cubre las espaldas, se descubre los pechos, según sople el viento. La última víctima de su incontinencia verbal ha sido Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, de quien la concejala de Podemos ha dicho, que la situación de Cifuentes, como delegada del Gobierno, era pegar a la gente, que era la jefa de los que apaleaban a quienes se manifestaban en Sol. Rita se ha desnudado de nuevo y ha dejado al descubierto su verbo infame. Cristina Cifuentes no ha hecho oídos sordos a esta dura acusación de la concejala podemita, porque tiene el derecho a defenderse de esta acusación y la obligación de defender a las fuerzas del orden público, que según la edil, apaleaban a quienes se manifestaban en Sol. Cifuentes ha dicho que pida perdón, o de lo contrario, emprenderá acciones legales contra ella. Sorprendentermente, hasta ahora, la única que ha pedido disculpas en nombre de su concajala, ha sido la alcaldesa, Manuela Carmena. Hay que ver hasta donde tiene que llegar la primera edil para salvar la cara de los suyos.

En el caso de Rita Maestre, llueve sobre mojado. Se le va la lengua con frecuencia y luego ocurre como en el caso del asalto a la capilla de la Complutense, que un juez la declara culpable de ofender los sentimientos religiosos y la condena a una multa. Entonces llega la hora de las lamentaciones, del arrepentimiento, del "si lo sé, no lo hubiera hecho" ¿Volverá a repetir la jugada del arrepentimiento en el caso de los insultos a la ex delegada del Gobierno y a las fuerzas de seguridad?... Puede, pero seguro que en cuanto pueda, volverá a las andadas del insulto y la descalificación. Está en su ADN.

Ángel del Río

Cronista Oficial de Madrid y Getafe

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios