www.madridiario.es

La Sanidad Pública agradecida a Amancio Ortega

sábado 09 de noviembre de 2019, 18:21h

Hoy, fiesta de la Almudena, también es la “jornada de reflexión” y creo que merece la pena no solo reflexionar en relación con nuestra libertad de voto, sino también en cuanto a la donación de los 46,5 millones que Amancio Ortega, dueño del imperio textil Inditex y creador de mas de 50.000 puestos de trabajo en España, acaba de hacer a la Sanidad Pública Madrileña, la mejor de todas en todos los sentidos. Con desagradable sorpresa escuchaba hace unos días a Pablo Iglesias y alguna periodista y tertuliana en Telemadrid entre otros, decir que la Sanidad Pública no debe aceptar limosnas y mucho menos de alguien que no paga sus impuestos y que no cumple con sus obligaciones fiscales. ¡Menos mal que no todos pensamos como ellos!

Es de justicia recordar que hace poco más de 2 años, en Junio de 2017, Cristina Cifuentes, a la sazón Presidenta del Gobierno al que tuve el honor de pertenecer, fue quien firmó el compromiso con Amancio Ortega de la donación que ahora se hace realidad, para adquirir la ultima tecnología en el diagnóstico y el tratamiento del cáncer, algo que como Consejero de Sanidad me hizo tremendamente feliz. Al César lo que es del César.

Ya entonces, fuimos criticados tanto la Presidenta como yo mismo en la Asamblea de Madrid por todos los representantes de Podemos y la denominada Marea Blanca, que dice defender los derechos de todas las personas a una Sanidad Pública, pero a su estilo y sin ofrecer ninguna propuesta ni alternativa.

Mientras algunos critican sin argumentos -más que los destructivos desde la política y sus personales ideales-, esta importante donación de Amancio Ortega, otros queremos aprovechar esta jornada de reflexión para hacerle el homenaje que se merece, porque los más de 30.000 madrileños que cada año son diagnosticados de cáncer verán mejorar sus expectativas de vida y su calidad de vida.

Estos 46,5 millones de euros están destinados a la adquisición de 23 equipos médicos punteros y de última generación, 5 para el diagnóstico por imagen (una Resonancia Magnética Nuclear, un PET y tres TAC-4D), 5 equipos para el tratamiento (cuatro braquiterapias de alta tasa y un planificador de alta tasa de próstata con braquiterapia electrónica) y 13 aceleradores lineales de altas prestaciones, fundamentales en la prevención, diagnóstico precoz y tratamiento del cáncer de mama, de pulmón y tumores cerebrales, que serán instalados en 7 hospitales públicos madrileños, y que Amancio Ortega no será quien lo decida, sino el propio gobierno de la Comunidad de Madrid, por lo que ya se han instalado 8 equipos que completarán los 18 preparados para finales de 2019 y que llegarán a los 23 comprometidos a finales del próximo 2020. De momento, ya están a punto de estar operativos en los Hospitales de La Paz, Ramón y Cajal, Gregorio Marañón, Clínico Universitario San Carlos, Puerta de Hierro y Fuenlabrada.

La gran generosidad y solidaridad de Amancio Ortega, quien no ha solicitado nada a cambio y sin embargo está siendo humillado por Pablo Iglesias, contribuirá sin duda alguna a salvar muchas vidas de los madrileños junto al gran trabajo de nuestros grandes profesionales de la Sanidad Madrileña, que podrán continuar tratando el cáncer desde un enfoque centrado en las necesidades de cada paciente. ¡Ojalá pueda servir de ejemplo para otras fortunas millonarias y podamos beneficiarnos todos de sus solidarias donaciones! Muchas gracias, señor Ortega.

Jesús Sánchez Martos

Catedrático de Educación para la Salud

Universidad Complutense de Madrid

Jesús Sánchez Martos

Catedrático de Educación para la Salud en la Universidad Complutense de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.