www.madridiario.es

Diario de una pesadilla 10 de mayo

domingo 10 de mayo de 2020, 13:01h


Conferencia de presidentes de Autonomías con Pedro Sánchez por vía telemática en este domingo 10 de mayo. “Debemos ahondar en la coordinación”, les ha dicho. Por otro lado, el presidente del Gobierno pide a los ciudadanos “patriotismo colectivo” y “seguir a rajatabla” las normas de la desescalada. Ahora es el turno del ciudadano, de creerse que con su comportamiento esto no va a ir a más. Si volvemos a no respetar la distancia de seguridad creyendo que todo ha pasado, si vamos sin guantes y mascarillas y nos da igual todo, veremos de nuevo a las UCIS saturadas y se tendrá que volver a paralizar el país. Esto o lo sacamos entre todos o no habrá manera de regresar a la normalidad.

Hay personas que no han salido aún a la calle. Tienen miedo a contagiarse después de tantos días recluidos en sus casas y lo puedo entender. Ayer vi a una señora que iba con los brazos en jarras paseando para que nadie se le pusiera al lado. Otra que iba llamando la atención a todo el que se le ponía cerca; incluso a un deportista que iba corriendo cerca de la gente sin mascarilla y resoplando a medio metro del que iba a su lado. ¿Nos da igual todo? Estoy muy preocupada de que algunos ya dan a esta guerra por ganada y todavía, por desgracia, queda mucho camino por recorrer.

Un conocido me comentó que está muy preocupado por su loro. Sí, por su compañero de años. “Si me pasa algo ¿qué será de él?”. Asegura que no sale de casa para no caer enfermo porque no tiene a nadie que le cuide a su mascota. Eso le produce mucha angustia. Le escucho atentamente y le comento: “espero que te cuides también por ti”. Sin embargo, me da la sensación que se cuida más por su loro que por él.

Me encanta mirar las efemérides y tal día como hoy nació el genial Dalí. Hubiera cumplido 116 años. A Dalí me hubiera encantado entrevistarle hoy. ¡Qué personaje! A este máximo exponente del surrealismo le gustaba poner ojos de loco en las fotos y presumir de su bigote como si fueran antenas de mosquito. Me dijo en su día LLongueras que el secreto de que se quedara rígido su bigote, se lo dio él. Lo conseguía con miel y siempre en la misma posición como si fueran manecillas de un reloj a las diez y diez.

Otra efeméride de hoy es la del nacimiento de otro genio… pero de la escritura: Camilo José Cela. Hubiera cumplido 103 años. En 1989 le dieron el Nobel y tuve la suerte de cubrir esa información para Televisión Española. Gracias a esa semana tan intensa en Suecia entablé amistad con Marina Castaño y con don Camilo. Para mí siempre será don Camilo. Con él había que preguntar con mucha intención y conocimiento, si no era así, te mandaba a paseo. Al regreso a España quiso que me dieran mi peso en miel y me fui con él a la Alcarría. Fue todo un honor compartir una cena a su lado. Don Camino estaba a dieta y tenía tanta hambre que en un abrir y cerrar de ojos se comió mi tortilla. No dije nada. Esa complicidad me hizo ganar su simpatía de por vida.

Muchos recuerdos se me agolpan en la cabeza estos días. Será bueno que este domingo me dedique a la lejía. Un día me comentó Isabel Pantoja que eso del fregoteo le evitaba pensar en problemas. ¡Lo pondré en práctica!
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios