www.madridiario.es

Diario de una pesadilla 29 de abril

miércoles 29 de abril de 2020, 13:16h

Ya tenemos el “Plan de la Nueva Normalidad” en nuestras vidas. Se resume en que de aquí a seis u ocho semanas volveremos a empezar de nuevo. Será como si iniciáramos una nueva vida porque la antigua, no volverá hasta que tengamos la vacuna. Seguiremos con las mascarillas, con los guantes y con el gel hidroalcohólico como nuestros mejores aliados. Es lo que toca pero podremos movernos por la calle y volver a ver a los familiares y amigos aunque sin tirar cohetes. Es decir, vuelta al músculo económico pero las relaciones sociales seguirán con distancia de seguridad porque el Covid-19 seguirá entre nosotros este verano.

“Hallar una vacuna será el único camino posible para devolver al mundo a la normalidad”, según palabras de Antonio Guterres, el secretario general de Naciones Unidas. De todos los ensayos clínicos que ahora mismo están en marcha, el más avanzado lo lidera la Universidad de Oxford con dinero del gobierno británico y el apoyo financiero de la Coalición para la Innovación y Preparación para las epidemias. La semana pasada ya empezaron a vacunar a los primeros voluntarios. Todos personas sanas entre los 18 y los 55 años. Si todo sigue su curso, a finales de mayo, cuando sigamos descomprimiendo la curva en España, probarán el ensayo en cinco mil personas más. De quedar demostrada su efectividad, para septiembre estaría ya preparado “el pasaporte” a la libertad. Es decir, habría ya en el último mes del verano, un millón de dosis disponibles. Bill Gates que está detrás de este proyecto también ha inyectado millones de dólares que haría posible una producción a gran escala para que la solución llegara rápida a todos los países. El de Oxford es el primer ensayo en humanos que se lleva a cabo en Europa. En España todavía seguiremos en verano con los ensayos en animales. Pero ahí siguen nuestros científicos buscando.

Creo que hoy podemos respirar más tranquilos que hace unas semanas. La ciencia sigue su curso y no puede equivocarse en la solución final a este problema que nos está cambiando el humor, el amor, las relaciones laborales, las comerciales…todo. Lo ha puesto todo patas arriba.

Luego, están los gestos, los pequeños gestos que nos hacen sobrellevar este momento con sentido del humor. Recibo por whatsapp una pregunta que me envía mi hija –a su vez se la han reenviado a ella--: “¿entonces los encuentros serán en la “tercera fase”?”. Me he reído mucho, claro. Un amigo me manda otro whatsapp en el que un vecino de Cuenca sale al balcón desnudo y se pone a hacer una “paja-balconing”. Como se lo cuento. Igual que si llevara una guitarra en la mano y cantase a sus vecinos; como el torero que sale al ruedo buscando una ovación cerrada; se pone a manipularse delante de todos y la gente grabando diciendo: “¿pero qué hace ese tío?”. Pues a ese tío se le ha ido la olla y cree que comparte lo que mejor sabe hacer: una paja mental y de las otras en plena cuarentena. También me he reído mucho. Creo que las salidas, con perdón, del dos de mayo nos pueden ir muy bien, sobre todo a nuestra cabeza. Todos estos videos reflejan que los cerebros ya se nos están oscureciendo. ¡Que al tío de Cuenca le saquen cuanto antes a dar una vuelta! Madre mía y yo con estos pelos que necesitan cuánto antes un teñido. ¡Buen día a todos!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios