www.madridiario.es

La Mañana de Reyes

lunes 27 de abril de 2020, 09:16h

Empezamos un nuevo día de una nueva semana. Último lunes de la última semana de Abril.

Y puede que leyendo el título hayan pensado que la COVID 19 me está afectando más de la cuenta y que ya he perdido la noción del tiempo... Y no les voy a negar que pudiera ser, pero aún conservo algo de cordura, para al menos saber en el día que vivo. Pero es cierto que ayer viendo las imágenes del primer día de paseo de los niños, me ha recordado a la Mañana de Reyes. Esas calles llenas de niños con sus bicicletas, sus balones, sus patines, sus patinetes... Felices, sonrientes, en su mundo. Ajenos a la dramática realidad que estamos viviendo, que por otro lado, es como debe ser, porque la única obligación de los niños es ser felices.

Ayer la noticia del día fue esa hora de libertad. Esa hora de paseo de los niños y con todos sus juguetes en la calle. Reporteros esperando en los portales y en las calles para entrevistar a esos niños a centímetros de distancia. ¡Si! ¡A centímetros! Y en muchos casos, sin guantes, ni mascarillas... Con una alegría y una ilusión propia de un día de fiesta. Pero esos niños no iban solos, esos niños habían salido a pasear con sus padres o con un adulto, al que se presupone responsable, y que también entrevistaban a esa misma y mínima distancia.

Y esto me hace pensar y plantearme muchas cosas y si soy sincera, sentir cierto temor. Porque quiero creer que algo hemos aprendido en estos más de cuarenta días de confinamiento, pero viendo las imágenes de ayer, no sé si lo suficiente. Por un lado, no podemos ni ir a visitar a nuestros padres, pero sin embargo, podemos llenar las calles de niños y adultos sin guardar la distancia mínima. No sé, no lo entiendo muy bien...

Apelar a la responsabilidad está fenomenal, pero tenemos que reconocer, que en muchas ocasiones lo único que nos hace cumplir las normas son las sanciones. Y quiero creer que de verdad hay unos expertos y que esta medida está estudiada y que no es precipitada y que mi preocupación se debe simplemente al impacto de ver las calles desiertas durante tantos días y de repente verlas llenas. Pero creo que este temor es generalizado. Estamos haciendo un esfuerzo, emocional, físico y económico que hoy parece que hemos olvidado.

Y sobre todo pienso en nuestros sanitarios, a los que cada día aplaudimos y animamos y agradecemos su esfuerzo... Pero ¿Realmente los valoramos? Porque no sé qué opinarán cuando después de una interminable jornada de trabajo vean las imágenes de este “particular día de fiesta” en las noticias o en los diarios. Supongo que inevitablemente se pararán a pensar si merece la pena estar exhaustos y dejarse literalmente la vida en los hospitales. Y vivir desde hace dos meses rodeados de enfermedad y muerte, sin ni siquiera poder recibir el abrazo de los suyos al llegar a casa, para que a la mínima sus conciudadanos aprovechen una salida para no respetar ni tan siquiera la distancia mínima de seguridad. No sé, la verdad, no lo sé...

Por eso cuando esto pase, que pasará... Recordaremos que un virus nos confinó en casa y cada día que pasaba era más doloroso y más incierto. Pero que hubo un día, que aprovechando la confusión de los que tomaban las decisiones, les convenció para que dejaran pasear a los niños una hora al día. Y entonces, las calles se llenaron de niños con juguetes y padres que aprovechaban para correr. Y eso que no parábamos de repetir y que creíamos que teníamos grabado a fuego, “el distanciamiento social”, de repente se nos olvidó porque pensamos que estábamos viviendo una ilusionante “Mañana de Reye en Abril”. Pero una vez más despertamos, y nos dimos cuenta que esto era serio y que si no cumplíamos las normas, lo peor que nos podía pasar no era una sanción. Porque esta vez no se trataba de dinero, sino de nuestra propia vida.

Esther Ruiz

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • La Mañana de Reyes

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    21159 | MCarmen Martín Abellán - 27/04/2020 @ 21:37:17 (GMT+1)
    Mañana de Reyes en Abril, bien definido Esther, eso parecían las ciudades ayer. Aunque también hubo niños que no quisieron salir a la calle, porque tenían miedo. Miedo a ese bicho que nos ataca. Y es que ni pequeños ni mayores estamos preparados para lo que nos ha tocado vivir. Aunque lo peor de todo es el miedo al futuro, porque desgraciadamente nuestros gobernantes no saben cómo resolver. Queridos Reyes Magos os pedimos TEST PARA TODOS
    21137 | Aran - 27/04/2020 @ 11:34:09 (GMT+1)
    Bonita manera de ver el día de ayer Esther, pero efectivamente, debemos evitar contactos y contagios, pues aquellos que se han dedicado a salvarnos, ni han descansado, y lo que es peor , no han bajado su ritmo de trabajo. Hagámoslo por elllos, por nuestros niños y por nosotros. Siempre hemos sido sensatos, demostrémoslo una vez más. Y “Felices próximos Reyes”.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.