www.madridiario.es
Así votarán los ciegos

Así votarán los ciegos

lunes 03 de marzo de 2008, 00:00h
Por primera vez los invidentes podrán votar de forma completamente autónoma y, por tanto, ejercer su derecho constitucional a mantener el secreto de sufragio. Así tendrán que hacerlo el próximo 9 de marzo.
Los ciegos ya no tendrán que pedir a nadie que introduzca la papeleta por ellos en el sobre de la votación. La ONCE y el Ministerio del Interior han desarrollado un 'kit' de voto para aquellos invidentes que lo solicitaron en el plazo establecido, que se prolongó desde el 15 de enero hasta el 11 de febrero. Cuando lleguen con el DNI a su mesa electoral, el presidente les entregará un maletín con todo lo necesario para que puedan ejercer su derecho al sufragio libre y secreto.

El 'kit' en cuestión consiste en un maletín que el votante llevará consigo a una cabina especialmente habilitada para ellos. "De esta forma, no tendrán ninguna prisa para votar", explica Alberto Daudén, jefe del Departamento de Recursos Culturales de la ONCE, mientras muestra a la cámara el maletín. Y así será, por fortuna, porque, para empezar, hay que leerse las instrucciones en braille que contiene el 'lote'.

Además del pliego de instrucciones, el votante dispondrá de un sobre pequeño con todo lo necesario para su voto al Congreso y otro más grande para el Senado. El primero contiene un sobre normalizado, como todos los demás, para depositar en la urna, y tantos sobres más como candidaturas existan por la provincia en cuestión, cuyas papeletas están identificadas en el exterior de cada sobre en braille. El votante solo tiene que encontrar el sobre correspondiente al partido al que quiera votar, extraer la papeleta e introducirla en el sobre del Congreso. Fin del primer paso.

En el Senado, reconoce Daudén, "la cosa se complica un poco más, pero también es muy fácil", añade. Primer paso: extraer un pliego en el que figuran, en braille, todas las candidaturas al Senado que se hayan presentado en esa provincia, partidos y candidatos incluidos. Segundo paso: extraer una plantilla troquelada y también en braille que contiene, a su vez, la papeleta de las elecciones al Senado. Tercero: leer con una mano el listado de candidaturas y señalar la casilla correspondiente con ayuda de la plantilla. Se extrae la papeleta, se introduce en el sobre, y a las urnas.

De esta forma, se evita la utilización de papeletas electorales en braille, "ya que eso indicaría a la mesa electoral que ese voto corresponde a un ciego y lesionaría el secreto de voto que se quiere preservar con el sistema", explica Daudén. Eso sí, para poder concurrir a las elecciones mediante este sistema, es necesario conocer el braille, "al igual que es imprescindible saber leer para poder elegir la papeleta sin ayuda", precisa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios