www.madridiario.es
Los ladrones se han llevado 200 toneladas de cable de cobre en tres meses

Los ladrones se han llevado 200 toneladas de cable de cobre en tres meses

Por MDO/Efe
martes 12 de febrero de 2008, 00:00h
Telefónica ha sufrido 160 robos de cable de cobre en apenas tres meses en la Comunidad, en los que los ladrones se han llevado unas 200 toneladas de este metal, cuyo precio en el mercado negro alcanza ya los siete euros el kilo.
Así lo han afirmado fuentes de esta compañía, tras destacar que todos estos robos se han producido desde mediados de noviembre y casi siempre en las mismas zonas, situadas a ambos lados de la carretera de Valencia, y en poblaciones como Soto del Real, Paracuellos del Jarama, Talamanca o Estremera. Hay ocasiones, según las fuentes, en que el robo se produce siempre en el mismo tramo y cuando se repone, los delincuentes vuelven a actuar de nuevo.

Más allá del valor económico, Telefónica quiere destacar el problema público y social que supone, ya que del hilo telefónico depende el funcionamiento de numerosos servicios como es de la teleasistencia de las personas mayores. La empresa está en permanente contacto con la Guardia Civil, y últimamente se han colocado sensores en los tramos que más asaltos sufren, para el aviso inmediato de cualquier incidencia a la institución armada.

El cuerpo armado informó este lunes de la última detención en Arganda del Rey, donde nueve ciudadanos rumanos fueron acusados de robar al menos dos toneladas de cable de cobre. El pasado 20 de enero y con ocasión de la detención de otros cinco ladrones de este metal, también de nacionalidad rumana, la comandancia de Madrid informó que se había detectado un "repunte" en los robos de cableado público, tanto de alumbrado como telefónico, en la zona norte de la región madrileña.

Parece ser que el aumento de precio de este metal en el mercado de segunda mano ha provocado la aparición de esta nueva modalidad delictiva. Las personas que se dedican a esta actividad tienen ubicados los puntos de entrega de cobre, generalmente las chatarrerías, donde hay preferencias por el cable de cobre ya pelado, y donde, generalmente, no queda anotado ningún tipo de transacción.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios