www.madridiario.es

La M-30, más cerca del centro

Un estudio de la Universidad Politécnica establece que la reforma de la vía traerá consigo efectos medioambientales y económicos positivos y permitirá eliminar la barrera con el centro de la capital

domingo 01 de octubre de 2006, 00:00h
La reforma de la M-30 aportará efectos positivos a la circulación en las calles madrileñas. Lo avala el estudio del Centro de Investigación de Transportes de la Universidad Politécnica que expone que la remodelación de la vía traerá consigo tanto un ahorro de las horas de viaje, como mejoras medioambientales. El Director General de Infraestructuras, José María Ortega, indicó a MDO que este informe demuestra que "se eliminará la barrera del centro de la ciudad y que la M-30 será una prolongación del mismo".
El Ayuntamiento de Madrid fue quien solicitó dicho informe para "conocer una opinión de expertos sobre la repercusión de la M-30, sobre todo para saber si la vía sería rentable". Y añade que el resultado fue más que positivo, no sólo en cuanto a criterios económicos, sino también en cuanto a cuestiones sociales o medioambientales. El estudio resalta las mejoras que traerá la reforma de la M-30, sobre todo en "términos de recuperación de la ciudad". Así, el estudio establece que la vía reformada descongestionará más el Centro y eliminará el efecto barrera de la zona.

Ortega asegura que el "para el Centro es importante el río Manzanares y eso se ha tenido en cuenta a la hora de hacer las obras". La M-30, -agrega-, se encuentra a 1,5 kilómetros de la Puerta del Sol y hay una brecha importante, pero "eso terminará con la remodelación" y la vía pasará a ser una prologación de la zona. Ello repercutirá, asimismo, en las horas de viaje de los conductores, que se reducirán. Ortega manifiesta que "lo más significativo y que ha superado mucho los análisis previos de la M-30 es el ahorro en horas de desplazamiento que traerá consigo la reforma". El director general señala que "el Ayuntamiento barajaba menos horas de las que establece el estudio, por lo que ha sido una sorpresa muy positiva".

El informe de la Politécnica afirma que habrá un ahorro anual de horas de viaje, que podría alcanzar los 708 millones de horas en 2037, lo que se traduce también en un ahorro económico de casi 4.000 millones de euros. Ortega destaca que este ahorro "se notará principalmente en el Proyecto Este, que es el que tiene más enlaces con carreteras de nivel nacional". Otro beneficio que subraya el estudio es la mejora de la seguridad vial. "Con la nueva M-30 se han eliminado numerosos puntos negros y ello permitirá reducir la siniestralidad en la carretera".

Otro de los beneficios destacados es la reducción del impacto ambiental y la mejora de la calidad de vida los ciudadanos. Según Ortega, el estudio indica que "se reducirá el ruido y disminuirá tanto el consumo de combustible como los niveles de gases contaminantes". Todo ello debido a la contrucción de los túneles de la M-30, tanto en el tronco de la vía como en las incorporaciones y salidas.

Ello se notará sobre todo en la zona del Río Manzanares, donde toda la M-30 estará soterrada; así como en el By-Pass Sur. Así, las emisiones de CO2, se reducirán en 35.000 toneladas en 2007, y llegarán a disminuir en 64.800 en el horizonte de 2037. Además, y de acuerdo con el estudio de la Politécnica, la reforma producirá "un claro efecto de generación de rentas y pruestos de trabajo que puede estimarse en 125.000 empleos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios