www.madridiario.es

¿Es el ERTE una solución para las empresas ante la emergencia sanitaria?

lunes 20 de abril de 2020, 16:48h
Ante la pandemia que ha paralizado a todo el planeta, en España se ha generado una ola de solicitudes de ERTE por parte de las empresas que no pueden continuar con sus operaciones y que su rentabilidad se encuentra en riesgo.
¿Es el ERTE una solución para las empresas ante la emergencia sanitaria?

Se trata de una alternativa temporal que les ofrece a los empresarios la oportunidad de poder reactivar su actividad comercial, una vez se levante el estado de alarma. Por lo que es importante conocer los principales aspectos que esta legislación cubre, tanto para las empresas como para los trabajadores.

Con la finalidad de poner a disposición la orientación apropiada para afrontar la crisis sanitaria, tanto a empresas como a trabajadores, desde Coronavirus ERTE | Are2 Abogados te ofrecen ayuda profesional si eres una persona a la que su empresa le ejecuta un ERTE, o bien, asesoramiento a empresas para una correcta tramitación. Envía un email a info@coronaviruserte.es, o llama directamente al 639 188 063.

¿Qué es el ERTE?

El Expediente de Regulación Temporal de Empleo, conocido como ERTE por sus siglas, es la legislación española que le permite a las empresas tomar medidas temporales con relación a la gestión de sus empleados por motivos de fuerza mayor. Ante la emergencia sanitaria que actualmente se está viviendo en todos los países, en España las empresas han acudido al procedimiento ERTE Coronavirus con la finalidad de obtener la autorización para suspender contratos de trabajos o reducir jornadas laborales para poder garantizar la continuidad de la compañía una vez superado el estado de alarma.

Las medidas de contención que se han tenido que implementar en los últimos días, han tenido un fuerte impacto en la cadena de producción de muchas empresas. Unido a la ordenanza de confinamiento que vive la población, la actividad comercial se ha visto paralizada para la mayoría de los sectores productivos, a excepción de aquellos que trabajan en el ámbito alimentario y de la salud. Por lo que mantener el suelo de los empleados es un hecho que pone en riesgo la estabilidad de muchas empresas.

Motivaciones que han llevado a las empresas a acudir al ERTE

A diferencia del ERE, que es una regulación de empleo definitiva, la aplicación del ERTE en estos momentos solo está siendo aprobada para empresas cuya actividad comercial se haya visto afectada por la emergencia del Coronavirus, por el período de tiempo que dure la emergencia. Lo que significa que, para conseguir la autorización del Estado para realizar este procedimiento, la empresa debe tramitar correctamente un ERTE donde se expresen claramente las motivaciones que justifiquen la suspensión o disminución de la jornada laboral, con el objetivo de proteger la operatividad en el futuro.

Para garantizar la tramitación del ERTE de manera efectiva y en el menor tiempo posible, las empresas pueden acudir a los servicios de abogados especializados para recibir apoyo en cuanto a la elaboración de la memoria que justifica la solicitud y a la recaudación de todos los requisitos que se deben presentar ante la autoridad laboral competente. Con la finalidad de ofrecerle el mayor apoyo a las empresas que no pueden cumplir con sus compromisos económicos debido a la falta de ingresos, el Estado ha aprobado que las solicitudes sean procesadas en un plazo de 5 días hábiles, en lugar de los 20 días que implica en una situación normal, por lo que es de suma importancia que la documentación necesaria se presente sin ningún tipo de errores al momento de realizar la solicitud.

El requerimiento que introduzca la empresa debe especificar las razones que justifican la aplicación de la regulación temporal del empleo, las medidas que se desean tomar, ya sea suspensión de contratos o reducción de la jornada laboral, los trabajadores involucrados y la cantidad de días durante los que se aplicará la medida. Una vez aprobada la aplicación del ERTE, la empresa deberá notificar individualmente a cada uno de los trabajadores afectados sobre las medidas que se hayan tomado.

Ante estas medidas, ¿en qué estado quedan los trabajadores?

Aunque se trate de medidas por un período de tiempo limitado, el ERTE se considera una situación de desempleo. En este sentido, los trabajadores que hayan sido suspendidos de sus funciones tendrán derecho a cobrar el paro, para el cual, gracias a las últimas novedades que ha implementado el Gobierno, no es necesario tener las cotizaciones mínimas que se solicitan en una situación regular.

Además, una vez superado el estado de alarma y reincorporados a la actividad laboral, las empresas asumen el compromiso de no despedir a ningún trabajador por un período de seis meses. Ante cualquier irregularidad, los trabajadores también podrán acudir a una asesoría legal para hacer respetar sus derechos.

Una medida que ayuda a proteger la economía

Estamos afrontando tiempos difíciles en los que la situación económica de muchas empresas es incierta. Tomar las medidas necesarias para garantizar la operatividad de los negocios, una vez se haya superado el estado de emergencia, es fundamental para que la reactivación de la económica del país ocurra en el menor tiempo posible. Son medidas que permiten proteger a las empresas y a los trabajadores del impacto económico negativo que ya se está viviendo como consecuencia de la crisis sanitaria por la que estamos pasando.

Ante la interrupción de la cadena de producción y el confinamiento de la población, mantener la operatividad de las empresas que no pertenecen al sector de productos de primera necesidad, es una realidad imposible. Tomando en cuenta que cada día es más difícil que las empresas puedan cumplir con las obligaciones económicas que tienen con sus trabajadores debido a la falta de ingresos, la decisión de aplicar el ERTE resulta una medida sensata, que al menos permite que haya una posibilidad de retomar las actividades en poco tiempo, en lugar de arriesgar la estabilidad de la empresa y terminar en un cierre total.

Para recibir la asesoría necesaria sobre cuáles son los procedimientos que se deben seguir para aplicar el ERTE en tu empresa, los despachos especializados ponen a disposición un equipo de consultores que te ayudarán a tomar las decisiones de manera oportuna, pensando en lo más conveniente para la empresa y para los empleados.