www.madridiario.es

Pablo González Muñoz, una trayectoria centrada en los datos

miércoles 10 de abril de 2019, 09:39h

Pablo González Muñoz perteneció a la primera promoción de Licenciados de Estadística de España. Ha trabajado desde sus inicios en asesorar a las compañías en transformar sus modelos de negocio e ingresos a través de uso predictivo de la información y los datos, desde sus inicios en The Boston Consulting Group hasta su última etapa en Deloitte como Socio responsable de Analítica Avanzada e Inteligencia Artificial.

Pablo González Muñoz, una trayectoria centrada en los datos

Esta dilatada carrera profesional le ha llevado a conocer de primera mano la importancia de la analítica para las empresas y lo complejo de sus adopción de forma sostenible. Del mismo modo, ha aprendido que la clave para obtener los resultados que nos proponemos va más allá de la recolección de datos, radica en su aplicación a las necesidades de negocio de forma sostenida y continua.

Repasamos la trayectoria de Pablo González Deloitte y aprovechamos para hacer hincapié en cómo su talento para el análisis de datos y la inteligencia artificial le ha permitido acompañar a numerosas empresas durante su transformación digital.


    1. Una experiencia centrada en los datos puesta en práctica en EY y Deloitte

La trayectoria de González ha estado vinculada a la analítica y los datos desde los inicios de su etapa formativa. Perteneció a la primera promoción de Licenciados en Ciencias y Técnicas Estadísticas de España tras estudiar Matemáticas en la Universidad Carlos III de Madrid.

En su etapa académica tuvo su primer contacto con la analítica. Concretamente, fue gracias a sus prácticas en el Institutos Flores de Lemus de Estudios económicos Avanzados. Allí comprendió que el verdadero valor de los datos que analizamos está en la aplicación más que en la teoría.

Este aprendizaje guiaría el resto de su trayectoria profesional, que se ha centrado en todo momento en buscar los campos de aplicación de la inteligencia artificial y la analítica avanzada en la cadena de valor de las compañías.

Este interés le llevó a convertirse en el primer “Data Miner” o “Minero de Datos” para el sector financiero; incorporándose a The Boston Consulting Group (BCG). En este puesto se dedicaba a transformar los modelos de relación de los clientes con las entidades financieras.

Su trayectoria continuó vinculada al mundo de la banca en su siguiente puesto en Banco Cetelem. En este caso, como Marketing Manager, aplicaba la analítica a medios de pago para el desarrollo de sus canales directos.

Posteriormente, dió el salto a la consultoría incorporándose en EY (Ernst & Young), una de las empresas más relevantes de este sector. Comenzó como responsable de los servicios de Customer Strategy & Analytics, aplicando sus conocimientos analíticos al marketing y ventas. Su esfuerzo y capacidad para aplicar los datos a situaciones complejas le hizo llegar a liderar como socio los servicios de transformación digital de la compañía.

Tras su experiencia en EY comenzó a trabajar en Deloitte como socio de Analítica Avanzada e Inteligencia artificial, su última etapa en la que tuvo que desarrollar unas capacidades de inteligencia artificial y analítica avanzadas únicas para apoyar las transformaciones digitales de las empresas a las que asesoraba.


    1. La importancia de contar con profesionales capaces de sacar aprendizaje de negocio de los datos que recopilamos

Cuando trabajamos en un entorno digital, la analítica es imprescindible para adaptar la oferta y posibilidades de nuestro negocio a las demandas de los clientes potenciales. Del mismo modo, es la mejor forma de aprovechar las oportunidades que nos brinda la era digital.

Solo tenemos que echar un vistazo a las grandes consultoras internacionales como, por ejemplo, Deloitte. No solo centran sus esfuerzos en la recolección de datos sino que su auténtico trabajo radica en saber cómo categorizarlos y analizarlos. Solo de esta forma pueden asesorar a sus clientes sobre qué acciones implementar.

Para sacar partido de estas posibilidades debemos contar con profesionales que sean capaces de operar o desarrollar las tecnologías y algoritmos necesarios para su extracción. Aunque, no solo hemos de quedarnos en la fase de recolección, también es necesario que incluyamos en nuestro equipo a personas capaces de interpretarlos.

Personas versadas en el campo de la analítica que, como Pablo González Muñoz, son capaces de observar el volumen de datos y tomar decisiones de carácter estratégico.


    1. ¿Cómo aprovechar los datos que analizamos?

El valor del Big Data y la analítica radica en las posibilidades que nos ofrece para tomar decisiones que permitan avanzar a nuestra empresa. Ya sea mejorando nuestros servicios, haciéndolos más atractivos para nuestros clientes, o ayudándonos en nuestra transformación digital.

Las compañías buscan generar ingresos y beneficios, por lo que la transformación digital es una de las palancas que más notoriedad da.

Antes de comenzar con la extracción de estos datos es necesario determinar para qué los quieres y el uso que harás de ellos. Esto hará que el equipo esté alineado con un único objetivo: pensar en grande y actuar en pequeño. La correcta interpretación de los datos permite actuar de forma ágil y rápida.

Todos los sectores acabarán teniendo que adaptar sus servicios al mundo digital, ya sea por la aparición de nuevos modelos de negocio o por la aparición de otras habilidades. Es decir, tendremos que competir con nuevos actores o enfrentarnos a otras técnicas de la competencia.

En este contexto, la clave está en saber adelantarnos a la competencia contando con el apoyo de profesionales que puedan ayudarnos a recolectar datos relevantes y a interpretarlos de forma adecuada, ayudándonos a conseguir mejores resultados.