www.madridiario.es

Cómo quitar las humedades en nuestra casa

martes 11 de septiembre de 2018, 09:43h

Sin ninguna duda, uno de los problemas más molestos que pueden surgir en nuestra casa es que haya humedades. Ésta, que generalmente se produce por condensación, aunque puede deberse a otros muchos motivos, representa un serio peligro para nuestra salud, debido a la presencia de ácaros y moho que comporta, así como también para el edificio, cuya estructura puede llegar a verse gravemente afectada.

Cómo quitar las humedades en nuestra casa
(Foto: Pixabay)

En diferentes grados, son muchos los perjuicios que nos causan las humedades en el hogar, como grietas, goteras, inundaciones, bacterias, moho, manchas en las paredes y, resumiendo, un sinfín de inconvenientes que consiguen que no nos sintamos lo cómodos que deberíamos estar en casa.

Aunque para acabar totalmente con el problema de la humedad, debe averiguarse el origen de la misma y solucionar el problema de raíz, como nos han comentado en Fora Humedades, una empresa especializada en eliminar humedades. De todas formas, se pueden paliar sus efectos nocivos y conseguir al mismo tiempo secar las manchas de humedad producidas, siguiendo una serie de consejos:

-Tener la vivienda muy bien ventilada, a poder ser una hora o más, especialmente si hemos realizado actividades de las que sabemos que producen humedad, como tender ropa mojada, que se condensa y ayuda en gran manera a ello.

-El aire caliente absorbe la humedad, por lo que haremos que ésta disminuya si tenemos la calefacción encendida de manera continuada.

-No deberemos colocar muebles apoyados contra la pared, sino que deberemos guardar siempre una pequeña distancia entre ambos, de tal manera que el aire pueda circular.

-Tender la ropa siempre fuera de casa, para evitar que genere humedad en el interior.

-Aunque parezca que no tiene importancia, hemos de vigilar que nuestra vivienda no tenga un exceso de plantas, ya que aumentan también la humedad.

-Procura airear frecuentemente tanto los armarios como todos los espacios cerrados de la vivienda.

-En la cocina es aconsejable cerrar la puerta y usar siempre el extractor, tapando los cacharros al cocinar.

-El cuarto de baño deberemos airearlo muy bien cada vez que nos duchemos, hasta que la condensación desaparezca del todo. También deberemos lavar bien cada vez los espejos y cristales que hayan en él, aunque sólo lo hagamos con toallitas de papel absorbentes.

Resumiendo, podemos deducir que la mejor manera de no tener humedades en casa, o, por lo menos, de que éstas disminuyan de manera considerable consiste en una buena ventilación, intentando en la medida que podamos el exceso de humedad en el ambiente, y dejando circular aire por todos los rincones de la casa

Si a pesar de seguir todos estos consejos la humedad no disminuye, lo más aconsejable es contactar con una empresa especializada en la eliminación de este problema, cuyos profesionales harán un estudio y diagnóstico de la vivienda, detectando cuál es el origen del problema y aplicando las soluciones más adecuadas con el objetivo de que las humedades desaparezcan para siempre.