www.madridiario.es

Voy a Francia un momento, ahora vuelvo

miércoles 18 de octubre de 2017, 10:01h

Quizá no lo hayas pensado nunca, pero Airbus significa autobús aéreo. En China, por ejemplo, ese concepto es absolutamente acertado, porque hay tantos vuelos a todos sitios que si pierdes uno puedes coger el siguiente 20 minutos después. En España aún no estamos a ese nivel, fundamentalmente por la diferencia en el número de habitantes, pero cada vez es más fácil volar de un sitio a otro.

Voy a Francia un momento, ahora vuelvo
Ampliar

Una buena idea

A unos emprendedores de Barcelona se les ha ocurrido montar una start up basada en coger vuelos de ida y vuelta el mismo día. Esta empresa propone regalar experiencias de viajes a ciudades emblemáticas como Milán, Londres, París, Roma, Bruselas, Ibiza, Oporto o Toulouse, aunque el número de ciudades va incrementándose cada día. El nombre de la empresa justo habla de la inmediatez de esos vuelos: Ahora Vuelvo Mamá, o por sus siglas AVM.

¿Cuánto te cuesta salir a cenar y de copas por Madrid a celebrar algo? No menos de 80 euros si sois dos personas. Por el mismo precio, en Ahora Vuelvo Mamá Madrid, puedes conseguir vuelos desde Madrid y Barcelona a ciudades que estén a menos de 2 horas en avión. Piénsalo bien, ¡no está nada mal la idea!

Estos viajes, además de disfrutarlos en primera persona, pueden convertirse en regalos originales de los que no se reciben todos los días. El mundo de las mujeres tiene más posibilidades a la hora de elegir regalo, pero los regalos para hombres son más complicados, así que si de pronto sorprendes a uno con un viaje a Toulouse para mañana mismo, para echar el día visitando la ciudad, seguro que lo dejas con la boca abierta.

Entra en el Instagram Ahora Vuelvo Mamá y verás la cantidad de sitios que se pueden visitar aprovechando las ofertas de AVM. Es que imagínate qué buen plan sería ir mañana a comer a Berlín o ver una actuación en la Casa da Música de Oporto por menos de 40 euros. Una maravilla.

Posibilidades

Los regalos de AVM se pueden hacer en forma de cupón. Una vez que compras el viaje, te envían el cupón en pdf para que puedas imprimirlo. Eso abre un abanico de posibilidades muy interesante, porque puedes imprimirlo en una cartulina, pero también puedes imprimirlo en una tarta de cumpleaños, por ejemplo, o reenviarlo como imagen a un whatsapp, o proyectarlo en una pared, etc, etc.

Si te vas un día Milán, por ejemplo, puedes salir por la mañana temprano de Barcelona, llegar a Milán en 2-3 horas y empezar a disfrutar de la ciudad. Visitar la Piazza del Duomo, ir de compras por las calles de los alrededores, visitar el cuadrilátero de la moda, donde probablemente no comprarás nada pero te sorprenderá el lujo de las tiendas de Versace, Armani o Cavalli. Después, comer una mozzarella auténtica en cualquiera de los cientos de restaurantes de la ciudad y, a continuación, visitar algunos monumentos y hacerte unas cuantas fotos antes de volver a España. Planazo.

¿Y qué tal Londres? De la misma forma que un día has ido a Milán, a la semana siguiente (o al mes siguiente), puedes ir a Londres a pasar el día. Salir por la mañana temprano y volver a última hora de la noche. Cuando llegues de vuelta a casa te parecerá increíble haber estado de paseo por Hyde Park o haberte hecho una foto en el famoso paso de cebra de Abbey Road donde se la hicieron los Beatles en 1969.

¿Y qué te parecería subir mañana a la Torre Eiffel? París es otro de los destinos que puedes hacer en un solo día. Está claro que no ves una ciudad entera en un solo día, a veces no la ves entera ni en toda una vida. Pero no se trata de abarcarlo todo, sino de saborear lugares que en principio parecen inaccesibles, por tiempo y coste, pero que con la propuesta de AVM están perfectamente al alcance de cualquiera.

Y si no te apetece hacerle este regalo a nadie, siempre puedes hacerte un auto-regalo y pasar el día en una ciudad que la semana pasada ni siquiera se te había ocurrido que podías visitar.

Ah, no olvides decirle a tu madre que vuelves por la noche.