www.madridiario.es

Como la vieja casta

El día de los Santos Inocentes, ya no es lo que era, porque vivimos tiempos en los que cualquier noticia con apariencia de broma o inocentada, puede ser perfectamente verosímil; eso sí, puede que aún queden inocentes capaces de creer en las utopías de algunos vendedores de humo.

Ellos y ellas, militantes de Podemos todos, están demostrando una innegable evolución, mucho más rápida de lo previsible, incluso para los propios protagonistas. Los “sin casta” han entrado en la casta con la rapidez del rayo que no cesa, de forma vertiginosa en algunos aspectos. Pronto adquirieron los hábitos de la casta, allá donde comenzaron a gobernar: enchufismo, favoritismo, nombramientos digitales, mantenimiento de los grandes sueldos, rodillo en las decisiones y marginación de la oposición. Peor no han parado. Ahora, en Podemos, ya ha cobrado vida otro hábito de la vieja casta política, tan criticada por los entonces utópicos podemitas, y es el hábito de las luchas intestinas, de las crisis internas, negadas de cara al exterior, culpando al mensajero de los problemas de dentro, y para más inri, la purga de los disidentes, de los afines al enemigo-amigo, la eliminación de los derrotados en las pugnas intrauterinas. Errejón se resiste a ser el lugarteniente de Pablo Iglesias, y por ello, a renunciar a su propia filosofía de futuro para el partido, y los seguidores pablistas castigan ese atrevimiento con sucias campañas contra Iñigo. El pablista Ramón Espinar, de la vieja casta de los adjudicatarios de vivienda protegida y después revendida, ganó en Madrid a los de Errejón, y ha cortado la cabeza de uno de los derrotados: José Manuel López, a quien fulmina como portavoz del grupo de Podemos en la Asamblea de Madrid, una venganza que como tal estima la propia podemita del Ayuntamiento, Rita Maestre, también inclinada hacia el lado de Errejón.

Todas estas mezquindades, siempre atribuidas a la vieja casta, también son propia ahora de los hasta hace poco “sin casta”, y que han entrado en la misma como miembros de pleno derecho.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.