www.madridiario.es

Desvistiendo a San Francisco de Sales

lunes 14 de diciembre de 2015, 08:01h

Si al final se consumara la supresión de la partida para el Servicio Médico de la Asociación de la Prensa de Madrid –presupuestada e incluso aprobada para el año próximo -, se llevaría a cabo un atropello. Atropello hacia los derechos adquiridos de miles de familias, muchas de ellas comprometidas con tratamientos en marcha abocados a ser abruptamente interrumpidos. Y si esto finalmente no ocurre y se sustituye por una moratoria, sencillamente se retrasarán, pero no se evitarán, sus efectos y consecuencias, entre los que no son poca cosa la pérdida de puestos de trabajo y la supervivencia de la propia APM con más de un siglo de edad.

Parece ser que los que promovieron y apoyaron la enmienda presupuestaria ignoraban que esa partida estaba blindada por Convenio. De nuevo, y ahora en sede parlamentaria, se habría escenificado una nueva e innecesaria ceremonia de la confusión por parte de partidos emergentes –Ciudadanos y Podemos- y se supone que ya emergidos como el Psoe ¡No habría más partidas que reducir o recortar que precisamente la que afectan a la salud! Señores políticos de la Asamblea Regional: con la salud no se juega. Tampoco con la de los periodistas y sus familias. Porque esa iniciativa escenifica aquello de desvestir a un santo para vestir a otro. Mejor dicho a otra, pues se desvestiría a San Francisco de Sales, patrón de los periodistas, para vestir a Santa Apolonia, patrona de los dentistas, ahora que se supone que acabará llegando el frío de verdad. Y sobre todo: ¿Qué necesidad hay de enfrentar al santoral?

No hay nada que objetar al elogiable plan para cuidar de la salud bucodental de los madrileños sin recursos -entre ellos, por cierto, muchos periodistas y familiares que tampoco disfrutan de atención odontológica en su Seguro- y por supuesto de la prevención de la de los niños. Lo raro es que nadie se haya preocupado hasta ahora de presupuestarlo. Pero no es de recibo que unos derechos se construyan sobre los escombros de otros y más si estos afectan a la salud de todos. Al contrario de lo que algunos sostienen, la asistencia sanitaria que brinda la APM no se basa en privilegio alguno, ni supone un seguro privado subvencionado. Más bien se basa en un ejemplo de gestión mixta de la sanidad pública, a la que desahoga, y privada, en la que se apoya, que incluyen las aportaciones de los más de once mil socios de la APM y el copago de sus servicios y cuyos miembros han tenido que elegir entre un tipo de asistencia u otra, sin por ello dejar de contribuir con sus cotizaciones a las arcas sanitarias del Estado. ¿Alguien ha presupuestado el coste que supondría la incorporación de miles de Asociados despojados de esa asistencia y de pronto abocados a incrementar el coste de la sanidad pública regional? Que aprovechen esa moratoria para calcularlo. Cualquiera diría que se trata de un plan estratégico para acabar favoreciendo, ahora sí, a las compañías privadas de salud que pudiesen recoger en su día los restos del naufragio. Así pues, si finalmente la APM se queda sin subvenciones para atender a los médicos y pacientes se quitará el oxígeno que este convenio venía aportando a la sanidad pública.

Madrid, en su gobierno municipal, ya coleccionada más de alguna insólita iniciativa empeñada en hacer palidecer sus aciertos en materia social. Como esa insensata sugerencia más apropiada para el 28 de diciembre, por seguir hablando de santos, de poner a los niños a recoger colillas del suelo. Es como si en el Ayuntamiento de Madrid se hubiese colado el capturador de niños de 'Chitty Chitty Bang Bang'. Ahora, con este asunto mal calculado y planteado, el gobierno regional parece haberse contagiado.

Ojala vuelva la sensatez, y con ella la paz a los cielos y en la tierra a los hombres de buena voluntad, y haya buena convivencia para no desvestir santos para vestir a otros. No vaya a ser que tengamos que recurrir a San Judas Tadeo, patrón de los imposibles y causas perdidas, cuya agenda está más que llena.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios