www.madridiario.es

Anticiparse, adaptarse y actuar

miércoles 25 de marzo de 2015, 07:30h

Estamos en un momento clave para que Madrid consiga ocupar los primeros puestos en el turismo de reuniones a nivel nacional e internacional. Debemos tener claro que tenemos que lograr ser realmente atractivos para los organizadores de congresos y para las empresas que realizan sus convenciones.

Venimos de una profunda crisis como consecuencia de la contracción de la economía mundial estos últimos años, que ha significado un cambio de época y que ha traído aparejado un descenso de la demanda a nivel corporativo, especialmente a nivel nacional, y un descenso del tráfico aéreo en el aeropuerto de Barajas, que será muy difícil recuperar en varios años para alcanzar los niveles de 2007 y 2008. El estancamiento económico se ha visto además agravado por una inacción de la administración, quizá demasiado centrada en las olimpiadas, sumada a un inadecuado mix de demanda, poco poder de la marca Madrid de manera especial a nivel internacional y una excesiva regulación administrativa que, por suerte, va cambiando.

Para hacer un breve análisis de la situación actual podemos plantearnos varias cuestiones. La primera es determinar cómo hemos llegado a esta situación. Podemos hablar de una falta de visión, una falta de liderazgo tanto público como privado y una deficiente coordinación entre los jugadores clave (administración, empresas, asociaciones...). En otro nivel podemos hablar de un marketing deficiente, de falta de innovación y de varios etcéteras más.

Luego hay que saber qué necesitamos. En primer lugar es indispensable un liderazgo fuerte centralizado con una fuerte implicación tanto empresarial como institucional que establezca un orden en las acciones y que sea tenaz en su tarea.

Asimismo debemos determinar qué objetivos hay que plantearse, que no son muchos, aunque sí ambiciosos. Entre ellos, lograr estar entre las ciudades del top 5 en un plazo no mayor de cinco años, con un mix de demanda adecuado (turística, compras, congresos, convenciones), buscando en los mercados tanto tradicionales como emergentes que nos permitan una menor estacionalidad y una ocupación hotelera que debería alcanzar el 60-65 por ciento. Todo esto enmarcado dentro de un concepto que el cliente encuentre todo lo que necesita (Allyouneedis Madrid).

Para alcanzar estos objetivos y lograr el top 5 debemos conquistar y retener a más clientes, ofreciendo un sistema de experiencias con el que logremos aumentar el gasto, innovando permanentemente, implantando un programa de satisfacción y calidad y logrando con todo esto también desestacionalizar la demanda y estar de moda todo el año. En todo esto, el marketing es indispensable: tenemos que lograr crear una marca Madrid poderosa.

Son muchos los puntos a tener en cuenta y el análisis debería ser más profundo, pero lo que es indispensable es tomar conciencia de la urgencia con la que deben realizarse estas acciones. Hay algo que todos debemos tener muy claro y es que el cliente, simplemente, ya cambió y todos tenemos que aceptar que seguirá haciéndolo, por lo que la única opción es anticiparnos, adaptarnos y actuar.

Pablo Vila
Director general del Hotel Auditórium Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios