www.madridiario.es

Milagro en las trinitarias

jueves 12 de marzo de 2015, 11:11h

De producirse un milagro en el convento de las Trinitarias de Madrid no será el hallazgo de los restos de Cervantes. Lo milagroso sería tener un amplio horario de visitas al hermoso templo para que pudiéramos conocerlo todos los madrileños y turistas. Las Trinitarias (monasterio de San Ildefonso y San Juan de la Mata) tienen puertas y muros casi infranqueables. Como las Mercedarias de Alarcón, Las Góngoras o el Real Monasterio de Santa Isabel en Atocha. Estos cenobios forman parte del patrimonio artístico de la Capital pero, al ser propiedad de órdenes de clausura, su acceso es muy limitado. No podemos apreciar su arquitectura ni admirar los tesoros que encierran. Ahora mismo, en la Real Academia de Bellas Artes, está abierta la exposición 'El triunfo de la imagen' formada por piezas del patrimonio religioso que han sido restauradas. Pero el 12 de abril los objetos volverán a sus encierros.

Las Trinitarias, donde se buscan afanosamente los huesos de Cervantes (¿para qué?), tiene una bellísima iglesia barroca. Lo sé porque he visto fotografías. No he entrado nunca. El templo abre media hora antes de los servicios religiosos: de lunes a viernes a las nueve y media de la mañana, los sábados a las siete y media de la tarde y los domingos a las diez y a las doce de la mañana. Obviamente, durante las ceremonias el visitante no debe moverse por la iglesia.

Este conjunto de la calle Lope de Vega está en el corazón de un barrio (el de las letras) con enorme potencial turístico y cultural. Epicentro de la vida literaria y teatral del Siglo de Oro, tiene varios puntos sobre los que podría armarse una atractiva ruta: las Trinitarias, la casa de Lope de Vega, la iglesia de San Sebastián, la Sociedad Cervantina y el teatro Español. Ya sé que hay un entusiasta grupo de actores y estudiosos que escenifican en estas calles situaciones del Siglo de Oro. Pero echo en falta mayor promoción y el diseño de un circuito que podría empezar en la Sociedad Cervantina-imprenta de Juan Cuesta y terminar visitando el teatro. ¿Organizará Pérez de la Fuente visitas guiadas al antiguo corral del Príncipe?

La Comunidad de Madrid ha otorgado la calificación de Bien de Interés Cultural (BIC) a varios de estos conventos. Bienes de los que apenas podemos disfrutar los ciudadanos. Las Mercedarias de Alarcón, por ejemplo, abren un par de horas a la semana y para hacer turismo debemos tragarnos un extenso panegírico sobre la Beata María Ana de Jesús.

No es la primera vez que reclamo 'quid pro quo' con la iglesia: si sus instituciones gozan de algún privilegio, exención, bonificación, subvención... debe exigírseles a cambio que sus tesoros sean accesibles a los ciudadanos. Respetando sus normas internas y reglamentos, pero abriendo sus puertas coordinadamente y cotidianamente para que se incorporen al catálogo de atractivos de Madrid. Si, libremente, mantienen la cerrazón, que se les apliquen las leyes y ordenanzas que rigen para todos.

Madridiario está firmemente comprometido con la promoción turística madrileña. Todos estamos interesados en potenciar este sector, cada vez con más peso en nuestra economía. Por eso me parece oportuno reclamar que se pongan en valor todos y cada uno de los elementos que pueden sumarse a la oferta turística. No sé, a estas alturas, cómo ha quedado la organización del sector en la Comunidad. Creo que en manos de un consorcio participado mayoritariamente por empresarios. Está muy bien velar por los intereses de sectores como restauración, hostelería o comercio. Pero el turismo de arte y cultura aporta mucho dinero a ellos. Por tanto creo que también debe trabajar este consorcio en la puesta en valor de hasta la última piedra de nuestras calles.

Por cierto: ya se debería estar diseñando un ambicioso programa destinado al turismo nacional e internacional con el cuatricentenario de la Plaza Mayor como gancho principal. Nos cogerá el toro, llegará la fecha y haremos unas celebraciones para los de casa. La Plaza Mayor es la dinastía Austria, es el Siglo de Oro, es la Inquisición, las corridas de toros... Nueva York, Londres o Berlín harían de una efeméride así un acontecimiento internacional. ¡A ver si no se nos escapa esta vez!

Antonio Castro

Cronista Oficial de la Villa

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios