www.madridiario.es

Desahucios

Por Antonio Miguel Carmona
viernes 06 de febrero de 2015, 08:30h

Hay problemas a los que no cabe enfrentarse desde la óptica tradicional de derecha o izquierda. Ni por supuesto, desde el simplismo de 'los de arriba y los de abajo' que algunos pretenden poner de moda. Hay problemas a los que solo cabe enfrentarse desde la división tajante entre la decencia y la inmoralidad. Los desahucios que actualmente padece nuestro Madrid, son un ejemplo palmario.

Estoy seguro, radicalmente convencido, de que el hecho de poner en la calle a una familia necesitada, en muchos casos con hijos pequeños, recién nacidos incluso, asquea por igual a personas sensatas de derecha y personas sensatas de izquierda. Hay que tener un estómago a prueba de bombas para asistir impasible al espectáculo de miles de familias, atrapadas entre las garras de fondos buitre que se hicieron con la propiedad de sus viviendas sociales a precio de ganga, ser puestos en la calle alegando cualquier excusa: un impago, un fingido problema de convivencia, el vencimiento de un contrato...

Todo ha valido y está valiendo para que unos pocos desalmados hagan negocio con el patrimonio que se construyó entre todos los madrileños, los de derechas y los de izquierdas, expulsando a sus legítimos destinatarios, las familias necesitadas, de las viviendas sociales que habitan, para así poder especular con esos pisos. Insisto: esto no es un problema ideológico, es un problema ético.

Para que los fondos buitre puedan especular a placer, ha sido necesario el concurso de un gobierno municipal y autonómico que ha mirado y sigue mirando para otro lado. Ha sido necesaria la complicidad de un puñado de desalmados que manchan las instituciones, que pervierten lo que tocan, que todo lo transforman en pelotazos económicos, sin parar en barras, sin importarles las facturas que haya que pagar porque ellos nunca sufren las heridas que su conducta genera.

Pero no basta solo con quejarse. No basta solo con denunciar una situación que asquea por igual a toda persona decente. Hay que pasar a la acción, y los socialistas lo hemos hecho, en el Parlamento regional, en el Ayuntamiento, en los tribunales y en la calle. En todos los frentes posibles han estado y estarán siempre los hombres y mujeres de buena voluntad oponiéndose a estas sangrantes injusticias. Por eso, uno de los principios que inspiran mi proyecto para Madrid es transformar la Villa en una 'ciudad desahucios cero'.

Y sabemos cómo hacerlo, sabemos cuáles son las armas legales y políticas con que debemos dotarnos para frenar esta iniquidad. Porque no se trata de gritar, se trata de actuar. Hace semanas, presentamos un decálogo de medidas que impulsaremos desde el primer minuto en que ocupemos la Alcaldía. Entre estas medidas figuran:

Las diez principales medidas que los socialistas impulsarán con su llegada al Ayuntamiento en mayo próximo son las siguientes:

1.- Negociación con los bancos y la Sareb para que las 40.000 viviendas vacías que poseen en Madrid se incorporen a una gran bolsa de vivienda en alquiler social, pudiendo llegar incluso a la expropiación forzosa del usufructo de esos pisos por un periodo máximo de cuatro años.

2.- Cupo de viviendas en la EMVS para atender desahucios. De manera inmediata, y mientras el resto de medidas se van articulando, se establecerá un cupo de viviendas del parque inmobiliario de la EMVS para atender las necesidades de vivienda de familias que hayan sido desahuciadas.

3.- Parque Público de Viviendas en alquiler. Los socialistas movilizaremos el suelo público existente para crear un gran parque de viviendas en alquiler.

4.- Plan de rehabilitación y renovación urbana de Madrid. Impulsaremos un ambicioso programa de rehabilitación de vivienda que tendrá un doble objetivo: acabar con la bolsa de infraviviendas que aún existen en la capital, unas 120.000 actualmente, y que, además será un fuerte revulsivo para la creación de empleo.

5.- Erradicación del chabolismo. Diseño de un plan para, en el horizonte de cuatro años, eliminar las concentraciones de chabolismo en la ciudad, con especial atención a la Cañada Real Galiana.

6.- Potenciación del alquiler. Se pondrán en marcha mecanismos que favorezcan la entrada de viviendas en el mercado del alquiler, ofertando garantías adicionales a los propietarios, avales municipales, etc.

7.- Revitalización de la EMVS como instrumento de la política de vivienda municipal. La Empresa Municipal será profundamente reorganizada y el eje de su actividad volverá a ser el de facilitar el acceso a la vivienda de las personas más desfavorecidas.

8.- Plan de permuta de viviendas. Modificaremos los requisitos de acceso a viviendas protegidas para posibilitar que personas con movilidad reducida y mayores con vivienda inadecuada en propiedad, en determinadas circunstancias económicas o sociales, puedan hacer uso de viviendas municipales adaptadas en alquiler, mediante un programa específico de permuta de sus viviendas.

9.- Criterios de transparencia, eficiencia y equidad social en la gestión de programas de vivienda pública. Diseñaremos unas políticas de acceso a la vivienda pública transparentes, que realmente contemplen todos los supuestos que hoy se dan en la ciudad de Madrid.

10.- Instar a las Cortes Generales a la modificación de la legislación hipotecaria mediante la aprobación de una "Ley de Segunda Oportunidad", similar a la existente en otros países, que resuelva el desequilibrio entre la posición del acreedor y el deudor, que limite la responsabilidad derivada del crédito hipotecario al valor de la vivienda y que establezca procedimientos extrajudiciales previos al concursal para resolver conflictos derivados de sobreendeudamiento sobrevenido no doloso, entre otros aspectos.

Antonio Miguel Carmona, candidato socialista a la Alcaldía de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios