www.madridiario.es
Quedarse en Madrid

Quedarse en Madrid

martes 10 de julio de 2007, 00:00h
Según esos estudios que cada año por estas fechas se hacen para saber la disposición que los madrileños hacen de sus vacaciones de verano, nos encontramos con que el 33 por ciento se va a quedar aquí, presumo que entre ellos ningún político, sobre todo por problemas económicos. Es un porcentaje alto y las razones pueden ser varias, aunque la cuestión del dinero, de la falta de recursos económicos, parece ser la principal.

Puede que algunos hayan malinterpretado la promesa electoral del alcalde de que Madrid tengan playa, pero claro, para este año no hay tiempo material de dotar a nuestra ciudad de una playa en la ribera del Manzanares; hay que acondicionar la orilla, traer la arena, salar el agua e instalar las sombrillas, así que quienes pensaron pasar el verano en plan económico y playero en Madrid van a tener que esperar a otro año.

También se tendrán que quedar aquellos que han sido sorprendidos por la subida de las hipotecas y todo lo que habían reservado para irse de vacaciones, tienen que emplearlo ahora en la subida de los intereses de sus créditos.

Habrá otros que hayan pensado en quedarse para ir haciendo los deberes y ganarse los 2.500 euros que prometió ayer Rodríguez Zapatero a quienes tengan un hijo. Gracias al magnánimo presidente, engendrar ahora es invertir en el futuro.

El 33 por ciento de los madrileños no saldrá de vacaciones este verano, y en la mayoría de los casos no es porque así lo desee, sino porque una serie de circunstancias, especialmente las económicas, no se lo van a permitir, a pesar de que el presidente Zapatero, en el debate sobre el estado de la Nación, nos pintó un panorama rosa en la economía española.

Claro que en Madrid, en verano y con dinero, Badem Badem, haciendo alusión a aquel lujoso balneario alemán. Pero también se puede veranear en Madrid con poquito dinero, disfrutar de las Veranos de la Villa, del cine al aire libre, de los espectáculos callejeros, los parques, las piscinas públicas, las terrazas, haciendo un itinerario turístico por la nueva M-30, llamada ahora Calle 30 o disfrutando del aire acondicionado en el nuevo Metro o en los centros comerciales. El que no se divierte en verano en Madrid, es porque no quiere.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios