www.madridiario.es

Aministía Internacional las ha entregado este jueves en el Ayuntamiento

75.000 firmas por una vivienda para Shakira

75.000 firmas por una vivienda para Shakira

jueves 18 de octubre de 2012, 00:00h
Shakira, la niña enferma de cáncer que vivía en una furgoneta en el poblado de Puerta de Hierro tras el derribo de su chabola, ha empeorado. Según su abuela, Milagros Echevarría, "está muy hinchada, no parece ella". Amnistía Internacional ha entregado este jueves 75.000 firmas en el Ayuntamiento de Madrid para pedir una vivienda "adecuada" para su familia.
A los abuelos, y no a los padres —no cumplían los requisitos—, de Shakira se les proporcionó un piso de tres dormitorios de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) a finales de agosto en Tetuán. Su vivienda en el poblado de Puerta de Hierro, uno de los más antiguos de Madrid, había sido demolida el 17 de julio. Antes del realojo, dormían en una furgoneta aparcada en el poblado, periodo en el que descubrieron que Shakira tenía un grave tumor cerebral.

Amnistía Internacional denunció los hechos y comenzó una recogida de firmas que ha llegado a las 75.000 y que han sido entregadas este jueves en la sede del Consistorio madrileño. Dado lo dramático del caso, la propia alcaldesa, Ana Botella, aseguró que habían hecho por la niña "todo lo que se podía".

La organización defensora de los derechos humanos, sin embargo, no lo ve así. Una de sus portavoces, Safira Santos, exige una vivienda para los padres de la menor —considera que si no cumplen los requisitos municipales es por una cuestión de desactualización del censo, que es de 1990— y afirma que desde el 3 de septiembre, fecha en la que se reunieron con Botella, "no ha vuelto a producirse movimiento alguno por parte del Ayuntamiento". Además, critican que en Puerta de Hierro hay otros 70 niños que viven bajo la amenaza de los derribos.

En el piso de Tetuán actualmente viven 22 personas, 12 de las cuales menores de edad, según el relato de la abuela, Milagros Echevarría. Shakira continúa en la Clínica Universidad de Navarra, en Pamplona, lugar donde recibe tratamiento de radio y quimioterapia. "Ya tenemos una deuda con el hospital de más de 13.000 euros", indica Echevarría. La familia de la menor decidió trasladarla a ese centro sanitario porque "en el del Niño Jesús nos dieron una esperanza de vida de un año, ahora, después de dos operaciones, los médicos dicen que hay que esperar a ver cómo evoluciona con el tratamiento". "Confío en Dios", agrega.

Amnistía Internacional también ha alertado sobre otros derribos de viviendas ejecutados por el Ayuntamiento de Madrid, en particular los referentes al poblado de El Gallinero. El 9 de octubre fueron demolidas nueve chabolas y el templo evangélico del asentamiento. "Las autoridades dijeron que se habían derribado viviendas vacías, la información que hemos recabado nos lleva a pensar que no era tal el caso", dice Giulia Tamayo, investigadora de la ONG sobre desalojos forzosos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios