www.madridiario.es

El fiscal rebaja de 23 a 5 años la pena que solicita para un policía acusado de matar a un joven

Por MDO/E.P.
viernes 09 de marzo de 2012, 00:00h
La Fiscalía ha rebajado de 23 a 5 años de cárcel la petición de pena para el policía acusado de matar a un hombre y herir a otros dos en un polígono de Fuenlabrada en 2007 tras una persecución entre él y dos taxistas, mientras que la acusación particular ha solicitado 50 años de prisión.
Así lo han informado fuentes jurídicas, que han explicado que la representante del ministerio fiscal ha aplicado las atenuantes de legítima defensa y miedo insuperable al delito de homicidio y a los dos en grado de tentativa por los que acusa al agente Óscar G.M. Por ello, ha rebajado las penas de once años de prisión a dos años y medio por el homicidio y de seis años de cárcel a otros dos años y medio por los dos homicidios intentados.

Sin embargo, el letrado de la acusación particular, Alberto Barco, ha mantenido que el procesado cometió un asesinato y dos en grado de tentativa, por lo que pide veinte años de prisión por el primer delito y quince años por cada uno de los segundos. Durante el juicio, que comenzó el pasado lunes en la sección quinta de la Audiencia Provincial, Óscar G.M. explicó que los hechos ocurrieron el 1 de diciembre de 2007 después de sufrir la "persecución" y el "acoso" de dos taxis cuando circulaba por la autovía de Toledo.

El acusado, que en el momento de los hechos era funcionario de la escala básica de la Policía Nacional de la Brigada Provincial de Información, pero estaba fuera de servicio, ha precisado que tras detenerse él y los dos taxistas, que llevaban un total de cuatro ocupantes en sus vehículos, en el polígono industrial Los Gallegos de Fuenlabrada, todos se le acercaron "en actitud hostil" y le golpearon.

"Vaciar el arma"

Tras escuchar cómo uno de ellos decía "pínchale, mátale", sacó su pistola e hizo varios disparos de intimidación, pero que después de oír que otro gritaba "cógele la pistola, mátale", decidió "vaciar el arma". Como consecuencia de sus disparos murió Alejandro G.C., de 21 años, y resultaron heridos Francisco Javier B.D. y Raúl A.M.

Por su parte, uno de los ocupantes de los taxis, Luis Miguel G.S., relató en la vista que todo empezó por "un pique" con el agente a consecuencia de "un adelantamiento mal hecho" y que en el polígono se bajó del coche con la pistola en la mano. Después, se produjo un forcejeo entre todos y escuchó "siete u ocho detonaciones, una detrás de otra".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios