www.madridiario.es
Paralizado el embargo de los bienes del colegio Santa Illa

Paralizado el embargo de los bienes del colegio Santa Illa

Por MDO/E.P.
viernes 24 de febrero de 2012, 00:00h
La Dirección General de la Tesorería de la Seguridad Social ha admitido una orden para paralizar el embargo del colegio Santa Illa en el distrito de Chamartín y depositar sus bienes antes de las 14.00 horas. El colegio, según consta en el auto de embargo, acumula una deuda de 992.263 euros con la Seguridad Social desde hace 20 años.
Así lo ha explicado Andrés Ruiz, uno de los funcionarios que ha acudido a las 10.00 horas de este viernes al centro para averiguar en qué situación se encontraba el colegio ante los "rumores" de que el embargo podría haberse paralizado. Tras 20 minutos en el interior del centro, Ruiz ha salido y ha aclarado que existe una orden por la que se paraliza el embargo y se devuelven todos los bienes que se sustrajeron este jueves y que habían sido llevado a un depósito en Coslada.

Preguntado por los motivos de esta paralización, ha apuntado que los desconoce, pero que seguramente tengan que ver con "la alarma social" que se ha generado y el problema que supone que esto haya tenido lugar "a mitad de curso". Ha sido un inspector de la Seguridad Social, que se ha personado este viernes en el centro, quien ha desvelado las razones de esta devolución. El inspector ha explicado que la devolución se enmarca en un acuerdo entre el colegio y la Seguridad Social -al que es ajeno el juzgado- en el que se establece que sea el propio colegio el encargado de custodiar el mobiliario.

Ruiz también ha sido cuestionado por la manera en la que se procedió a sacar los muebles del centro con los alumnos dentro, viendo cómo se llevaban sus pizarras y sus pupitres. Ruiz ha manifestado que procedió a entrar porque vencía el plazo para la retirada de los bienes después de haber obtenido la autorización judicial de entrada forzosa. Y es que, según ha indicado el propietario del centro, ha recibido en los últimos 10 años "centenares de notificaciones" en las que se explicaba que se podía proceder al embargo y este no había respondido. De hecho, Ruiz ha añadido que se les había impedido la entrada.

El administrador conocía la situación
"Esto lleva una trayectoria muy larga. Este señor estaba enterado y tenía que haber puesto en conocimiento de todo lo que pasaba tanto a los trabajadores como a los padres", ha sostenido Ruiz, que asegura que el administrador del colegio privado conocía la advertencia del posible embargo desde el pasado 31 de enero.

Ruiz ha indicado que hace 15 días se le volvió a decir al administrador que se iba a proceder al embargo y que aunque presentase un recurso, éste no lo paralizaba. También ha manifestado que ha sido un "caso excepcional" que en menos de 24 horas se depositen los bienes embargados.

La deuda del colegio con la Seguridad Social, de hecho, se remonta veinte años atrás. Según el auto judicial que autoriza el embargo del centro -dictado por el Juzgado de lo Contencioso número 19 de Madrid-, el expediente del Santa Illa se inició en diciembre del año 1991. La Tesorería General de la Seguridad Social lleva dos décadas reclamando una deuda que asciende en la actualidad a 992.263 euros. Ante esta situación, el juzgado madrileño autorizó a finales de enero el embargo de las propiedades del centro, un embargo que se ejecutó este jueves, cuando varios camiones de mudanza se llevaron los muebles del colegio en presencia de alumnos y profesores.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios