www.madridiario.es
El TSJM rechaza las denuncias de los profesores contra Figar por acusarles de trabajar poco

El TSJM rechaza las denuncias de los profesores contra Figar por acusarles de trabajar poco

Por David Canellada
miércoles 22 de febrero de 2012, 00:00h
El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha rechazado admitir a trámite las denuncias presentadas por 467 profesores de Secundaria contra la consejera de Educación y Empleo de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, por delitos de injurias, falsedad y calumnias durante el conflicto educativo por haber asegurado, entre otras cosas, que los profesores iban a cobrar complementos salariales "por trabajar 20 horas semanales".
La sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia madrileño entiende que este tipo de declaraciones de la responsable de Educación se enmarcan en el contexto del enfrentamiento entre los docentes y la Comunidad de Madrid por los recortes en Educación que dejaron en la calle a miles de profesores interinos. "Las intervenciones cuestionadas han de estimarse propias del ambiente referido -señala el auto de inadmisión-, significándose la existencia de referencias genéricas e innominadas, al no referirse a personas determinadas concretas en ningún momento".

La Sala recuerda que el artículo 205 del Código Penal establece "de forma taxativa y sin excepción alguna que nadie será penado por calumnia o injuria sino en virtud de querella de la persona ofendida por el delito o de su representante legal". Tal escrito, explican, no se ha presentado "faltando así la exigida condición objetiva de procedibilidad".

En este sentido, el auto considera que las declaraciones de la consejera están amparadas por la libertad de expresión y no se pueden calificar como un delito de calumnia porque no están dirigidas contra una persona en concreto. "Debe recordarse que la imputación, con las características antes dichas, ha de estar dirigida además contra una persona inconfundible y determinada, conociendo el autor el carácter ofensivo de lo por él afirmado en tanto le consta, y asume, la lesión en el honor de éste".

Así, establece que la libertad de expresión propia de tales situaciones y circunstancias "debe prevalecer en todo caso sin que tampoco, por las mismas razones, pueda apreciarse la existencia de presunto delito de falsedad" siendo la tensión derivada, a su juicio, "propia de la crítica social y política" y sin que llegue "a incidir en absoluto" a los tipos delictivos referidos. Las denuncias se referían, entre otras declaraciones, a las realizadas por Figar a finales de agosto en un programa de televisión de la cadena Intereconomía. "Y además, muchos de esos profesores, que van a trabajar veinte horas semanales, van a cobrar complementos salariales por especial dedicación", aseguró entonces la consejera.

Además, el auto rechaza la imputación por otros aspectos formales, como el hecho de que los querellantes no han intentado primero resolver el conflicto mediante un acto de conciliación previo. En concreto, la Sala hace referencia a la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que dispone que "no se admitirá querella por injuria o calumnia inferidas a particulares si no se presenta certificación de haber celebrado el querellante acto de conciliación con el querellado, o de haberlo intentado sin efecto".

Por otro lado, hace referencia a la libertad de expresión que "supone expresar y difundir libremente pensamientos, ideas, opiniones y creencias", unos conceptos "amplios" en los que también "cabe incluir juicios de valor siempre que no se incida en expresiones injuriosas o calumniosas sin relación alguna con las ideas y opiniones que se expongan o se defiendan".

"Pudo haber difamación por ligereza o un descuido"

Algunos de los profesores impulsores de la denuncia contra Figar han lamentado este miércoles la decisión del TSJ de no admitir a trámite sus denuncias y han anunciado que no lo van a recurrir porque no lo ven viable. Uno de los docentes, Santi Ruiz, ha explicado que tenían un plazo de tres días para recurrir la resolución, pero que no lo van a hacer porque tras analizar el detallado del auto "no ven viabilidad" a un posible recurso, aunque ha asegurado que seguirán con sus movilizaciones.

"No estamos satisfechos con la decisión", ha reconocido el docente, que si bien ha explicado que el TSJM reconoce "que puede haber una difamación por ligereza o que puede haber un descuido por parte de la consejera", es cierto "que no se le imputan los delitos porque no está penificado por la Ley Penal". En su opinión, esto es "bastante habitual" en los políticos. "Es muy difícil emprender acciones legales contra los políticos", ha señalado, en referencia a la parte de la sentencia en la que se entiende que las manifestaciones que pudo hacer Figar eran propias de "un ambiente de debate político y social".

Por todo ello, seguirán estudiando con sus abogados movilizaciones por la vía legal para que "al menos quede constancia" de su "indignación y malestar" generado con la actuación de la consejera en todo el conflicto educativo producto de unas instrucciones de inicio de curso.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios