www.madridiario.es

Abre al tráfico el túnel sur del by-pass sur, la última infraestructura de la reforma

Adiós a las obras de la M-30

Adiós a las obras de la M-30

Por Miguel Ángel Medina
martes 08 de mayo de 2007, 00:00h
Este martes ha quedado abierto al tráfico el túnel sur del by-pass sur, con el que se dan por concluidas las obras de reforma de la M-30. "Hoy es un día histórico para la ciudad", ha dicho el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, durante la inauguración de la última infraestructura de esta vía, un túnel de 4'2 kilómetros de largo que ha costado 551 millones de euros y que utilizarán unos 80.000 vehículos al día.
"Con la apertura de este túnel sur del by-pass sur terminan las obras de la M-30", ha dicho el regidor, "esas obras que iniciamos en septiembre de 2004 y que hoy, 8 de mayo de 2007, terminan". En su opinión, se trata de "la culminación de la obra de transformación urbana más ambiciosa que ninguna ciudad en Europa se había atrevido nunca a realizar", porque "ha cerrado una herida que dividía la ciudad" y "ha convertido una vía obsoleta en un distribuidor del tráfico moderno".

El túnel que se ha abierto al tráfico sobre las 12 de la mañana de este martes tiene 4'2 kilómetros de longitud y enlaza el paseo de Santa María de la Cabeza con la avenida del Mediterráneo y la A-3. Está previsto que unos 80.000 vehículos al día utilicen la calzada sur del by-pass sur, que ha supuesto una inversión de  551,9 millones de euros (622 millones si se suma el conjunto de actuaciones que se han inagurado hoy). Según Gallardón, la entrada en funcionamiento de esta infraestructura "resuelve, junto con la conexión de Embajadores con la A-4 y la M-40, los problemas del nudo sur".

El alcalde explicó que el túnel sur del by-pass sur cuenta con dos accesos, el primero a través del sistema de subterráneos del río a la altura del estadio Vicente Calderón, mediante un tramo soterrado de 1'6 kilómetros que conduce al by-pass sur, y otro desde Marqués de Vadillo,  también abierto este martes. La salida puede ser a la altura de avenida del Mediterráneo, o bien a la A-3. En suma, son casi 6 kilómetros de nuevos túneles que, junto al subterráneo de la avenida de Portugal -de otros 6 kilómetros-, hacen que Madrid tenga el túnel urbano más grande del mundo.

El by-pass sur -cuyo túnel norte se inauguró en marzo- se convierte en un "gran atajo" que ahorra un kilómetro y medio para los conductores con respecto al nudo sur. Las obras en esta infraestructura han durado 30 meses y para llevarlas a cabo se creó la mayor tuneladora del mundo, llamada Tizona, que tenía 148 metros de longitud y 4.200 toneladas de peso y que excavó y revistió 3,6 kilómetros de túnel en seis meses.

Un proyecto transformador
"Lo que empieza a ocurrir dentro de Madrid no podría haber ocurrido, ni pasaría lo que ocurrirá dentro de los próximos meses si no hubiera sido por las obras de la M-30", ha señalado Gallardón. Para el regidor, la reforma de esta vía ha posibilitado otras obras, como las de la Cuesta de Moyano, la Plaza de Santo Domingo, el bulevar de la avenida de Portugal y la peatonalización de Arenal y Montera.

Ruiz-Gallardón puso el acento en los sistemas de seguridad con que cuenta este túnel de la M-30,  centralizados a través del Centro de Control de Túneles de Calle 30. La infraestructura posee 92 cámaras, 21 paneles de mensaje y 19 salidas de emergencia. Con estas características, el Ayuntamiento de la capital espera una reducción de la siniestralidad en un 53 por ciento.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios