www.madridiario.es
Ajustes, recortes y mucho morro

Ajustes, recortes y mucho morro

viernes 30 de septiembre de 2011, 00:00h
La llegada de la crisis económica, que por cierto no siempre se consideró algo tan malo como está siendo, además de hacer polvo a muchas familias que tienen a todos sus miembros apuntados a las listas del paro y que no reciben nada de nada de ningún organismo público, nos está abriendo al conocimiento de términos y mundos que hasta hace nada eran totalmente desconocidos para la mayoría de la población.

¿Quién sabía qué era la prima de riesgo o cuánta distancia nos lleva el bono alemán y por qué es más rentable que el español? Tampoco sabíamos que la situación financiera y el estado de ánimo de la banca eran más determinantes que el compromiso de las administraciones con sus administrados, a los que se promete y promete sin parar en determinados momentos cercanos a la celebración de elecciones de cualquier tipo.

Ni nos imaginábamos que se podía dejar de pagar a los que prestan servicios a los ayuntamientos, comunidades autónomas o a la Administración central. Los farmacéuticos se quejan porque no reciben lo que se les debe, los empresarios de centros de mayores o asistenciales para personas con discapacidad dicen que no podrán pagar las nóminas de sus empleados porque el Estado no tiene fondos, los pacientes de centros médicos se quedan sin atención donde siempre la recibieron porque hay que gastar menos, los médicos salen con sus batas blancas a denunciar a los políticos que ajustan las cuentas robando parte de su salario. Eso pasa en Cataluña, Castilla-La Mancha y en otros lugares de España.

En Madrid, como estamos mejor que en otras regiones y soportamos mejor el peso de la crisis, eso dice la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, no esperamos grandes recortes porque aquí sólo se producen ajustes. Depende a quién preguntes. Pase lo que pase no es lo mismo para el responsable que para el que está en la oposición. Los recortes en Educación son sólo medidas de ajuste para el que los practica.

Recortar es, además de meter un tajo a los que antes existía, un regate para evitar la cogida del toro. El toro de la deuda, del déficit y de los posibles embargos se puede sortear con un buen tajo en los trajes de los demás, de los profesores, de los médicos, de los funcionarios, de los pensionistas, de los ciudadanos, a los que se quitan derechos que parecían ganados y eran de ley. Suelen decir lo mismo, da igual si son socialistas o populares. Nunca reconocen que recortan porque sólo son ajustes, algo relacionado con lo justo. Al PP le parece escandaloso lo que sucede en el Ayuntamiento de Parla e inconcebible que haya que despedir a un centenar de empleados municipales. Este Consistorio, gobernado por José María Fraile, del mismo partido que el que fuera alcalde más votado de España, el socialista Tomás Gómez, tenía en nómina a cerca de 800 personas y ahora que se han gastado lo que tenían y lo que pidieron, nadie sabe nada de nada. Para salir adelante, el alcalde tiene que recortar y lo hace de donde puede, de la plantilla de contratados. Esto es sin duda una ajuste para los socialistas, igual que para los populares es racionalizar el gasto dejar de contratar a cientos de maestros de nuestros hijos.

Lo que hacen unos y otros es de tener más cara que espalda y más morro que vergüenza. Mientras sigan existiendo organismos como el Consejo Consultivo o el propio Senado que mientras no se reforme no sirven para nada más que mantener a los colocados por los jefes de cada partido, será difícil entender y compartir los recortes protagonizados por los que aseguran que son ajustes. Se puede tener más cara, sin duda, pero será cada vez más difícil ser amigo o cómplice de los que poco a poco van acabando con el Estado de Bienestar, con el derecho a la salud y educación universales,  gratuitas y de calidad. Ya sólo nos queda protestar, indignarnos y pedirles que no manoseen las palabras para seguir engañando con sus recortes. ¡Vaya morro!
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios