www.madridiario.es
Madrid asume directamente los 2.226 millones de deuda de Calle 30

Madrid asume directamente los 2.226 millones de deuda de Calle 30

jueves 29 de septiembre de 2011, 00:00h
El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este jueves la subrogación de la deuda financiera de la empresa mixta Calle 30, que asciende a 2.226 millones de euros. El Consistorio asume así directamente el monto de la obra y su servicio de mantenimiento, lo que le reportará un ahorro neto total de 2.564 millones en 28 años.
El Ejecutivo que dirige Alberto Ruiz-Gallardón hace realidad el acuerdo al que llegó el primer edil con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en noviembre del año pasado y concretado en diciembre. El Gobierno no permitió al Consistorio refinanciar sus vencimientos de deuda. A cambio, ofreció la posibilidad de subrogar Calle 30, lo que permitía un enorme ahorro en pago de cánones, avales bancarios y cuentas de reserva, y una mejora de la fiscalidad de impuestos como el IVA.

La decisión ejecutada este jueves supondrá un ahorro anual de 90 millones de euros desde 2012 y hasta 2040, y un ingreso por amortización en 2011 de 43,6 millones. En total, el Gobierno municipal evitará tener que abonar 2.564 millones de euros. La subrogación supone que el Gobierno municipal asumirá directamente la deuda, fijada en 2.226 millones, en vez de compartirla con deuda financiera pagada por bancos (que incrementan el gasto por el pago de intereses). La asunción de esta cantidad no supone un incremento en la deuda ya existente, sino que pasa del cómputo de las empresas municipales al propio municipio.

Recurso a los presupuestos
Por otra parte, el Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón recurrirá de nuevo la liquidación de la participación de Madrid en los tributos al Estado en 2009. El Consistorio considera que debería compensarse a los municipios el coste de las medidas fiscales adoptadas por el Gobierno, financiadas por recursos municipales. Si prosperase esta demanda, la devolución municipal de tributos se reduciría de 434 a 268 millones.

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, criticó que si se hubiese disuelto antes Calle 30 se habría podido obtener un mayor ahorro. "El alcalde creó la empresa para evitar que la deuda que generaba el soterramiento de la M-30 se sumara a la deuda del Ayuntamiento. No lo consiguió, pero nunca disolvió la empresa, que generó unos gastos innecesarios". Concluyó que el "gasto innecesario" en el que ha incurrido la capital en este tiempo asciende a 315 millones de euros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios