www.madridiario.es
Un megahotel en la Cuesta de San Vicente

Un megahotel en la Cuesta de San Vicente

jueves 31 de marzo de 2011, 00:00h
Un nuevo hotel situado en la cuesta de San Vicente, 26 y 28, surgirá tras la rehabilitación de dos edificios. El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado un Plan Especial que autoriza el uso hotelero y la puesta en valor de los dos inmuebles.
Construidos en los últimos años del siglo XIX y  los primeros del XX, fueron sede de las antiguas Industrias Gráficas Sucesores de Rivadeneyra S.A., responsables de la edición de la revista Semana y el diario As. En la década de los 80 la imprenta fue trasladada a Getafe, aunque se mantuvieron en el viejo edificio la redacción y las oficinas, dejando parte del inmueble en desuso.

La manzana donde se ubica el ámbito objeto del Plan Especial está situada entre la Cuesta de San Vicente y las calles de la Ilustración, Arriaza y  Senda del Rey. En el interior del patio de manzana se encuentra el edificio correspondiente al número 28 de la Cuesta de San Vicente, junto a varias cubiertas de locales comerciales e industriales que configuran un paisaje interior muy deteriorado. Se trata de un edificio construido en 1844 y originariamente aislado que, como consecuencia de la remodelación de las alineaciones de la calle realizada a finales del siglo XIX, quedó en el interior del patio de manzana, separado de las edificaciones colindantes por una calle interior. 

Antiguos almacenes
Conformado por  cuerpos  de diferentes alturas que responden a sucesivas modificaciones, su estado es de enorme deterioro. Está incluido en el Catálogo General de Edificios Protegidos con un nivel 3 grado parcial, lo que incluye la protección de la fachada y la escalera principal como elementos de restauración obligatoria. Su edificabilidad es de 6.599 metros cuadrados. Este inmueble se encuentra unido a nivel de planta baja al situado en el número 26 de la Cuesta de San Vicente. Dicha planta forma una gran superficie compartida por ambos edificios, que estuvo destinada en su día a la instalación de maquinaria y almacén de materiales, y donde se desarrolló durante los últimos años el grueso de la actividad industrial de la empresa.

El edificio del número 26, en buen estado de conservación y parcialmente desocupado, está protegido con un nivel 2. Construido en 1930, consta de dos cuerpos principales: un zócalo de tres plantas  con un torreón y un cuerpo  que se eleva seis plantas más en un extremo de la parcela, destinado a uso residencial. El edificio dispone de un paso de carruajes para el acceso al interior del patio de manzana. Su edificabilidad es de 5.745 metros cuadrados.

Nueva escalera
Para adaptar los dos edificios al nuevo uso, el Plan Especial establece la consolidación, conservación y restauración de los elementos originales protegidos. El edificio del número 28 deberá ser totalmente reestructurado y las fachadas recuperarán su imagen exterior original. Con la construcción de las nuevas plantas se reconstruirá la escalera principal con el mismo trazado y técnicas constructivas. Se eliminarán las construcciones anexas al edificio sobre la calle interior, lo que liberará espacio  para el ajardinamiento de los espacios libres resultantes. También se ajardinará el nuevo patio que surgirá en el edificio y se construirá un garaje subterráneo.

El edificio del número 26 será reestructurado para adaptar la distribución existente a las exigencias del nuevo uso hotelero, conservando su volumetría original y conservando elementos arquitectónicos destacados, como las escaleras principales, y la disposición de las salas y salones que caracteriza a los espacios del cuerpo del zócalo.

El Plan Especial también incluye el análisis del edificio situado en el número 11 de la  calle de la Ilustración, que pertenece a la misma parcela y también ha participado en las actividades de la empresa de artes gráficas alojando  oficinas, enfermería, local sindical y el vestuario de los trabajadores. El edificio no formará parte del hotel previsto, sin embargo el Plan Especial define su volumetría para mejor entendimiento del ámbito, dado que está ligado física y jurídicamente con los otros dos destinados a hospedaje. Construido en 1918, actualmente se encuentra parcialmente desocupado y en mal estado de conservación. No está protegido, por lo que podrá ser sustituido, aunque el nuevo edificio que se construya en su lugar deberá mantener el uso actual de terciario de oficinas y contar con un garaje subterráneo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.