www.madridiario.es
El sueño de una noche...

El sueño de una noche...

sábado 31 de julio de 2010, 00:00h
Entre la raquítica oferta teatral de este verano sobresale un nuevo montaje de “El sueño de una noche de verano”, que se presenta en el Alcázar hasta el 15 de agosto. Eva del Palacio, al frente de Morboria Teatro, aprovecha la extraordinaria comedia de Shakespeare para desplegar la imaginería propia de esta compañía.
El arranque, la primera escena donde se plantea el drama de los amores contrariados, es lo más flojo de este espectáculo. Cuando prima la vistosidad, ese comienzo es descorazonador. Pero, afortunadamente, pronto se toman otros derroteros que hacen grata la permanencia en la butaca.

Morboria son unos creadores de potentes imágenes. Su fuerte es la fantasía aplicada a la escena. Y cuando los protagonistas –artesanos y amantes- se adentran en el bosque es cuando la compañía despliega sus recursos. Las apariciones de Titania y Oberón con sus respectivas cortes de seres fabulosos impactan en la retina y marcan una fase más atractiva de esta propuesta que, exenta de matices, apuesta por la imagen. Seguramente el obligado trasiego de los actores, multiplicados constantemente en varios personajes, lastra el ritmo ya que, además, las caracterizaciones son aparatosas y complicadas.

Se mantiene esa apuesta durante todo el núcleo central de la comedia, desarrollado en el bosque mientras permanece la noche mágica. Llegado el alba se desnuda la escena para dejar a los actores con el único recurso de su interpretación y un escaso atrezzo. Es el momento en que los artesanos interpretan ante el Duque la tragedia de Píramo y Tisbe. Aquí, la compañía opta por una comicidad desatada, por el trazo grueso que provoca, es justo decirlo, la carcajada de los espectadores. Despojados de todo artificio, cada actor se apodera de uno de estos rústicos y lo lleva al límite. Parece que estamos ante otra obra, que disipa los jirones de fantasía que pudieran quedar entre bastidores.

Seguramente, los de Morboria han querido hacer un montaje al alcance de todos los públicos, incluido el infantil, que se muestra fascinado por el despliegue de personajes. Nada que objetar: el resultado llega al público con limpieza. Salvo la citada primera escena, y algún laísmo que restalla en los oídos, el espectáculo es agradable y con hallazgos muy interesantes. Cuando consulten la cartelera de estas semanas, quizá deban apostar por acudir a esta sala si les gusta realmente el teatro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.