www.madridiario.es
El ayuntamiento no desfilará finalmente con carroza propia en la marcha del Orgullo Gay

El ayuntamiento no desfilará finalmente con carroza propia en la marcha del Orgullo Gay

Por MDO/E.P.
domingo 27 de junio de 2010, 00:00h
El Ayuntamiento de Madrid no contará finalmente con carroza propia en la marcha del Orgullo Gay 2010, una participación que hubiera sido histórica, ya que se convertiría en la primera en la que participa un Consistorio gobernado por el Partido Popular, según informaron fuentes de la organización de la manifestación. La razón, al parecer, hay que buscarla en motivos económicos, aunque la ausencia también se relaciona con el veto a la carroza israelí y a las denuncias de los vecinos por exceso de ruido.
En abril, cuando se inició el plazo de presentación de solicitudes de carrozas, el Ayuntamiento sugirió a la FELGT y al Colectivo madrileño Cogam que podría participar este año en el desfile con una carroza sobre la Gran Vía, precisamente la misma que apareció en las cabalgatas de Reyes y Carnaval, en conmemoración del centenario de la conocida avenida que se celebra este año.

Desde el Ayuntamiento también se apuntó la idea de sacar el próximo cuatro de julio el autobús turístico especial que recorre la Gran Vía con motivo de la celebración. Sin embargo, actualmente, a diez días de la manifestación, la organización no ha recibido solicitud formal de la Administración local, informó un portavoz de las dos asociaciones LGTB.

No obstante, según fuentes de la organización del Orgullo, el equipo de Alberto Ruiz Gallardón ha renunciado a desfilar con carroza propia esgrimiendo motivos económicos, aunque los promotores señalan que las verdaderas razones hay que buscarlas en las discrepancias sobre el problema de ruidos y barras en la calle que provocan las fiestas.

Asimismo, otras fuentes aseguran que la decisión de los convocantes de la marcha de vetar a la carroza israelí y las posteriores críticas de algunos concejales del Partido Popular en la capital han motivado que se descanten por la negativa a desfilar.

A pesar de todo, el Consistorio madrileño, como años anteriores, seguirá cediendo espacio para los conciertos y actividades que se celebren la próxima semana, concederá los permisos correspondientes y se ocupará de los servicios de limpieza y Policía Municipal.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios