www.madridiario.es

Rafael Martínez-Simancas, periodista y escritor

'Una relación amorosa puede terminar en un laberinto de odios'

"Una relación amorosa puede terminar en un laberinto de odios"

Por José Luis Gonzalo Guisado
martes 17 de noviembre de 2009, 00:00h
Este periodista, director y presentador en Onda Madrid, lleva tiempo compaginando su trabajo como columnista en Madridiario y El Mundo con la literatura. Como escritor se inició con una obra humorística -‘Estoy en el candelabro y otras dardos en la palabra’-; sumó más tarde dos libros biográficos sobre el líder de Izquierda Unida Julio Anguita; y ahora, en la que es su cuarta obra, se sumerge de lleno en la novela con un libro titulado ‘El amor patético’ (Editorial Algaida).
En el libro hace una descripción del Madrid de los 80
El libro es costumbrista y madrileño. Está ambientado en los años ochenta y en un barrio que conocía bien: Huertas. Yo trabajaba allí cuando tenía 22 años. Era el final de una generación y el Madrid de la Movida. He intentado ser fiel a la hora de describirlo.

¿Por qué ha decidido ambientar el libro en Madrid?
Quería escribir sobre Madrid. Era una necesidad vital que tenía. Me gusta escribir sobre esta ciudad porque es reflejo del mundo literario. Creo que escribir sobre Madrid es un honor.

Respecto a la trama, no se puede decir que sea una historia de amor al uso.
Yo lo defino como una historia de amor, humor y horror. Horror en el sentido más espantoso. De humor, porque tiene la parte costumbrista, el ‘cheli’ típico de Madrid, que puede hacer gracia. Y después la historia se vuelve más trágica a medida que va avanzando en el libro, porque las relaciones de amor pueden acabar en tragedia.

Comenta que se basa en las historias de sus amigos
Me he basado en parte en historias que me han contando mis amigos y, sobre todo, amigas. De hecho, todo comenzó porque varios de ellos empezaron a contarme sus historias y algunos de ellos aparecen reflejados junto con otros personajes como el camarero de ‘El Nueve Albóndigas’.

¿Y en experiencias propias?
Bueno, en parte sí. Algo de autobiográfico siempre hay, pero no es este un personaje con el que me identifique plenamente.

Esta es la primera novela que escribe, ¿por qué el cambio de género literario?
Y por qué no. Me apetecía. Sentía que había alcanzado un punto de madurez para adentrarme en el relato largo.

¿Qué puede aportar el libro al género?
Creo que muestro el punto de vista masculino. Hasta ahora estos temas habían sido tratados principalmente por mujeres. Además, es un libro sin doctrina, no da consejos ni plantea soluciones. Quien busque eso no lo va a encontrar, porque no he escrito el libro para eso.

Aunque el libro habla de amor, menciona el odio. ¿Son inseparables?
En el libro comienzo hablando del odio, precisamente.  Los psicólogos dicen que lo contrario del amor es el miedo. No es el desamor ni el odio. Yo creo que sí son inseparables. Una relación amorosa puede terminar en un laberinto de odios. Sobre eso sí alerto en el libro. Hay que vivir la vida con todas sus pasiones y consecuencias.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios