www.madridiario.es
Techos y paredes de cemento

Techos y paredes de cemento

miércoles 22 de julio de 2009, 00:00h
Según una encuesta laboral realizada por la Fundación Adecco, el 66 por ciento de las mujeres directivas españolas ve imposible ascender laboralmente y ser madre; en igual porcentaje, las mujeres renuncian a un ascenso laboral para poder conciliar trabajo y familia. Lo peor es que el 77  por ciento de las directivas encuestadas asegura poder conciliar ambas obligaciones si tuviera más flexibilidad horaria. El 90  por ciento de las encuestadas opina que hay que abrir las puertas al teletrabajo, a las jornadas intensivas, la ampliación de los permisos de maternidad y paternidad, y aumentar la oferta de escuelas infantiles.

Tras más de dos años desde la aprobación de la Ley de Igualdad, queda claro que queda mucha tela que cortar para avanzar en el camino a la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. Apunto la primera: total implicación de los hombres en las tareas del hogar, el cuidado de los hijos y demás obligaciones familiares. Sin duda, concienciar a los empresarios varones de que sólo incorporando valores de igualdad en la gestión de sus recursos humanos (salarios, mérito, etc) conseguirán mejorar su cuenta de resultados, y hacer de la suya una empresa más productiva y competitiva.

Todos en nuestro entorno somos testigos del esfuerzo que las mujeres hacen por llegar a todo: trabajo, familia y relaciones personales. Pero los hombres debemos dejar de ser testigos para convertirnos en actores activos a favor de la igualdad en todos los planos de nuestro día a día: en casa y en nuestra oficina. El Gobierno y las administraciones públicas pueden y deben impulsar políticas de igualdad. La Ley de Igualdad constituye un hito de enorme importancia. A pie de obra, los Ayuntamientos deben ampliar la red de escuelas infantiles. Pero, también, como ciudadanos podemos hacer mucho. Penalizar socialmente, denunciar y/o apartar si es preciso comportamientos machistas, o defendiendo el que las compañeras de trabajo cobren el mismo salario que un trabajador varón con mismo puesto laboral.

La historia ha demostrado que el compromiso individual es el verdadero motor de los grandes cambios. Cada uno de nosotros, en su entorno inmediato, tiene la opción de hacer más en beneficio de su comunidad. Sólo desde el compromiso  de uno conseguiremos derribar esos techos y paredes de cemento que estrechan nuestras mentes y sociedades.

Pedro Sánchez. Concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios