www.madridiario.es
La Casa de Campo se blinda contra el fuego

La Casa de Campo se blinda contra el fuego

Por MDO
jueves 07 de mayo de 2009, 00:00h
Cerca de dos millones (1.962.028 euros) ha destinado el Ayuntamiento de Madrid al Plan contra Incendios en la Casa de Campo, según informa el Consistorio. Este parque forestal de 1.722 hectáreas está formado fundamentalmente por masas arbóreas de pinos y encinas y por plantaciones de frondosas junto a arroyos y paseos.
Por sus características tiene un alto riesgo de incendio forestal en la época estival, por lo que es necesario disponer de un operativo específico para hacer frente a estas situaciones. El Servicio de Defensa contra Incendios Forestales en la Casa de Campo, en funcionamiento durante la época de máximo riesgo, se basa en la  prevención, detección y extinción de los incendios forestales.

El objetivo de los tratamientos preventivos es romper la continuidad del combustible vegetal, creando barreras que dificulten la propagación del incendio, tanto horizontal como verticalmente. Para ello se construyen cortafuegos y líneas de defensa apoyadas en la red de caminos existentes. Además, se procede a la poda de ramas bajas, desbroce del matorral y siega de la vegetación herbácea.

Con el fin de facilitar la inmediata detección de un posible incendio, se dispone de una red de vigilancia formada por dos torres con servicio las 24 horas del día, que detectan y localizan los conatos de incendios, que se complementa con patrullas durante los momentos de mayor riesgo.

La dotación del servicio es de tres retenes forestales de pronto ataque, los cuales cuentan con dos autobombas forestales ligeras y dos vehículos todo terreno de extinción, que cubren las 24 horas del día los siete días de la semana.

Los retenes forestales de pronto ataque cuentan con una dotación total de veintisiete personas (1 jefe de unidad, 1 técnico de apoyo, 4 técnicos de extinción, 1 encargado general, 2 encargados, 6 conductores de autobomba ligera y 12 peones especialistas), a los que se añaden diez vigilantes en las torretas.

La eficacia del modelo aplicado ha permitido lograr en los últimos cinco años, tiempo que lleva implantado en la Casa de Campo, una disminución muy importante de la superficie afectada por este tipo de siniestros, pasando de una media de 98.434 metros cuadrados afectados cada año por incendios en el periodo  2000-2003, a una media de 10.364 metros cuadrados anuales en el periodo 2004-2008.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios