www.madridiario.es

Una atención a tiempo en Boadilla

Por Mª Carmen Cruz Martín
jueves 01 de enero de 2009, 00:00h
Los niños de Boadilla del Monte con algún tipo de trastorno en el desarrollo tienen a su disposición un recurso que no tienen otros municipios. Se trata de la Unidad de Atención Temprana, el único centro impulsado y financiado por completo por un Ayuntamiento.
Un piso de 120 metros cuadrados en la calle de Jacinto Benavente de Boadilla del Monte alberga la Unidad de Atención Temprana. En este unidad se trata a la población infantil de cero a seis años y a sus familias, y tiene como fin dar respuesta, lo antes posible, a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastorno de desarrollo madurativo psicosocial o físico o que tienen riesgo de padecerlo.

Es el único centro de Madrid enteramente subvencionado por un Ayuntamiento, por lo que sólo atiende a niños de Boadilla del Monte. Y es que el resto de centros de Atención Temprana que hay en la región dependen del Instituto del Menor y la Familia. Para el presente curso, el Consistorio ha invertido 60.000 euros.

"El objetivo es dar respuesta a una necesidad que nos demandaban los padres de Boadilla que tenían que desplazarse hasta Aravaca u otras zonas de Madrid para que sus hijos pudieran ser tratados de sus trastornos", explican fuentes municipales.                                                                                                                                                

La unidad lleva poco más de un año funcionando. De este tiempo, estas mismas fuentes aseguran que "el balance no puede ser más satisfactorio no sólo por el número de niños atendidos. De hecho, aunque hubiéramos atendido a uno solo ya habría merecido la pena. Ver cómo un bebé es capaz, gracias a la terapia, de levantar la cabeza es el mejor balance. Además, los mismos padres nos cuentan que están muy contentos con este servicio".

Cómo funciona
Las familias acuden a la unidad derivadas de la Concejalía de Asuntos Sociales. Luego el Centro Base de la Consejería de Familia hace la valoración y determina si el menor necesita o no atención temprana y el itinerario a seguir en el caso de que la necesite. También establece el tiempo que dura el tratamiento.

Visita del alcalde a la UnidadDependiendo del diagnóstico y de cómo vaya evolucionando, un niño puede tener terapia con todos los profesionales de la unidad o sólo con algunos. La Unidad tiene espacio suficiente para atender hasta 43 menores. El pasado curso tuvo una veintena de pacientes, que continúan también este año.

La Unidad de Atención Temprana cuenta con un psicólogo, un coordinador, una pedagoga, un trabajador social, un fisioterapeuta y un psicólogo-pedagogo, que proceden de la empresa adjudicataria APASCOVI, y es además supervisada por los técnicos de Servicios Sociales.

Las patologías más comunes que se tratan son retraso psicomotor, retraso madurativo, retraso en el lenguaje, síndrome de down, parálisis cerebral y trastorno generalizado del desarrollo (TGD).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios