www.madridiario.es
Noche Española: Introducción a la danza

Noche Española: Introducción a la danza

viernes 28 de noviembre de 2008, 00:00h
Laura Hormigón y Oscar Torrado están empeñados, desde que dejaron el Ballet Nacional de Cuba donde fueron estrellas durante muchas temporadas, en divulgar la danza clásica en nuestro país. Ahora presentan en el Teatro Fernán Gómez “Noche Española”, una selección de coreografías de exclusiva inspiración hispana.
Es un espectáculo sencillo, con seis entregados bailarines que recorren distintas escuelas de baile. Seguramente esta “Noche Española” es una excelente oportunidad para introducir en el mundo de la danza a nuevos espectadores. Las coreografías son alegres, transcurren con agilidad y los intérpretes tienen calidad y atractivo. Nadie se aburrirá viendo este espectáculo compuesto por fragmentos de “Carmen”, “Don Quijote”, “El sombrero de tres picos” o “Goyescas”.

La escuela bolera
Produce una gran alegría que la anunciada como noche española no tenga ni batas de volantes ni taconeos desenfrenados. Sí hay palillos, elegancia y bastante baile en zapatilla, ese que deja las piernas destrozadas a los bailarines.

Y sorprende gratamente ver al jovencísimo Ángel Rodríguez sumergirse sin complejos en la difícil escuela bolera, tan escasa en nuestros escenarios y en nuestras compañías. El arte de la desaparecida Mariemma brilla con todo su valor. Francisco Velasco, habitual en los ballets españoles, interpreta su propia coreografía con elegancia y sin excesos para la galería.

Laura y Oscar
Los promotores del espectáculo son también sus estrellas centrales. A ellos corresponden los momentos más clásicos, en los que pueden mostrar su formación largamente acreditada. Primero bailan “Carmen”, la pieza que su maestra Alicia Alonso, inmortalizó en las últimas etapas de su carrera artística. Es una selección que permite, sobre todo, el lucimiento de Laura Hormigón. Luego bailan el paso a dos de “Don Quijote”, en el que Laura y Oscar Torrado pueden exhibirse a conciencia y el público lo agradece.

Es una obra que podrían bailar, seguramente, a ciegas y sordos. La dominan de tal manera que transmiten una facilidad que, realmente, no existe en esas complicadas variaciones. Pero ellos no vacilan y aprovechan cada salida para hacer alarde de facultades. Ellos, además de Penélope Sánchez, consiguen que el público salga con una sonrisa de satisfacción en el rostro tras la velada.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios